Actualizado 24/09/2009 21:34 CET

Comerciantes de León solicitan "participación" para evitar que las obras del Plan E perjudiquen al Mercado del Conde

LEÓN, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los comerciantes del Mercado Municipal de Abastos y de su entorno, afectados por las obras de reurbanización de la Plaza Conde Luna, manifestaron hoy su malestar en una instancia dirigida al alcalde de León, Francisco Fernández, en la que solicitan "participación y transparencia" para evitar que las obras del Plan E perjudiquen al Mercado del Conde.

En el documento se demanda acceso al proyecto, identificación de los técnicos responsables y una reunión con técnicos y autoridades para que se hagan efectivos los derechos a la información y a la participación social que reconoce la Ley de Urbanismo de Castilla y León, según informaron los comerciantes del Mercado del Conde en una nota recogida por Europa Press.

Al respecto, explicaron que a la incertidumbre por el desconocimiento del plazo de las distintas fases de las obras se suman la preocupación que suscita el deterioro de una de las terrazas del mercado y el hecho de que se ejecuta la pavimentación de la plaza "sin tener en cuenta las necesidades funcionales y de conservación del mercado".

En este sentido, puntualizaron que, mediante estas actuaciones se elimina el acerado perimetral del edificio del mercado y "no es de recibo" prescindir de las aceras o bandas de servicio que facilitan la escorrentía de las aguas pluviales.

Además, indicaron que en las obras se ve implicado un edificio exento cuyo uso público comporta un trasiego "importante" de vehículos y personas ya que la acera, además, cumple la función de ordenar el tráfico y asegurar a los peatones unas "mínimas condiciones" de seguridad vial.

En su opinión, será "muy difícil" que los vehículos pesados de carga y descarga o baldeo de calles giren en la esquina sureste del edificio del mercado sin invadir las aceras de piedra que se colocan en las edificaciones de los márgenes de la plaza.

Finalmente, manifestaron que "nadie cuestiona" la necesidad de reurbanizar la Plaza Conde Luna y su entorno, pero las obras deben contemplen la "revitalización" del Mercado Municipal de Abastos y del comercio tradicional de la zona.