CyL pide al Gobierno la reducción del IVA que grava la biomasa forestal para situarse al nivel de Francia o Reino Unido

Publicado 04/09/2019 11:24:00CET

Fomento realizará un "estudio de detalle" de la fenomenología del ozono en Valladolid y en la sierra sur de CyL

VALLADOLID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Castilla y León solicitará al Gobierno de la Nación de la reducción del IVA que grava la biomasa forestal o los suministros energéticos con este combustible para colocarlo al mismo nivel que Francia o Reino Unido.

Así lo ha anunciado este miércoles el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en su comparecencia en las Cortes donde ha detallado el programa de legislatura de su departamento que contempla la aprobación de una nueva Estrategia de Cambio Climático de Castilla y León con un enfoque de carácter transversal para poner en marcha "políticas efectivas" para avanzar en la lucha contra el cambio climático y reducir emisiones de gases de efecto invernadero.

Para ello, ha detallado, se fomentará la eficiencia energética basada en la biomasa con el impulso al desarrollo de proyectos que aumenten la demanda de biomasa forestal en Castilla y León, como el fomento de la instalación de sistemas de calefacción alimentados por biomasa en los edificios públicos de la Junta y la promoción de la incentivación fiscal de la sustitución de sistemas de calefacción alimentada por gasóleo por otros menos contaminantes, en especial la biomasa forestal.

En este objetivo ha incluido esa solicitud al Gobierno de la nación para la reducción del IVA que grava la biomasa forestal o los suministros energéticos con este combustible.

Suárez-Quiñones ha abogado también por impulsar la reducción de emisiones difusas de CO2 en coordinación con las políticas de transporte urbano y de abastecimiento energético doméstico.

Finalmente, ha abogado por seguir desarrollando el Acuerdo del Diálogo Social para promover una "transición justa" frente al cambio climático 2018-2020 para garantizar esa transición justa para las personas trabajadoras y las empresas que se puedan ver afectados por los esfuerzos mundiales dirigidos a reducir las emisiones de carbono para hacer posible la continuidad de las empresas y la estabilidad en el empleo.

Otros de los compromisos asumidos por el consejero ha sido la aprobación en el primer trimestre de 2020 de la Estrategia de Mejora de la Calidad del Aire de las ciudades en la que se fijarán las bases para una llevar a cabo una progresiva reducción de la contaminación atmosférica en todo el territorio de la Comunidad con un paquete de medidas específicas para la reducción de los niveles de ozono.

En este punto, ha anunciado que la Junta impulsará con el Gobierno de España un Plan Nacional de Calidad del Aire por Ozono, con incidencia especial en las zonas atmosféricas de la Comunidad en las que se han producido superaciones de valores objetivo. Para ello, se desarrollará un estudio de detalle de la fenomenología del ozono en Valladolid y en la sierra sur de Castilla y León, en colaboración con el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO).

También ha comprometido el desarrollo de un Plan de renovación de equipos de la Red de Calidad del Aire con la implementación de una nueva estación en León para complementar la Red con equipos portátiles que permitan evaluar la contaminación en zonas en las que no hay estaciones y contrastar los datos generados por los equipos automáticos.

Finalmente, ha abogado por colaborar financieramente con los municipios de más de 20.000 habitantes que en 2023 y 2024 tienen que actualizar sus mapas de ruido y por desarrollar los nuevos planes de acción en esta materia.