Publicado 08/04/2021 15:24CET

Detinada una joven y sancionada otra tras no querer ponerse la mascarilla en Valladolid

   VALLADOLID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Nacional detuvo el pasado 6 de abril a una joven de 25 años y sin antecedentes policiales por un presunto delito de desobediencia grave al negarse, sin motivo justificado, a ponerse la mascarilla en la vía pública e identificarse cuando se lo requirieron las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

   Los hechos se desencadenaron sobre las 20 horas en la parada de autobús de la avenida Ramón Pradera de Valladolid. Los agentes en el ejercicio de sus funciones de protección de la seguridad ciudadana y de control de las medidas de prevención contra la crisis sanitaria, fueron requeridos por una pareja de avanzada edad debido a la presencia de dos mujeres que no llevaban la mascarilla obligatoria, informa desde la Comisaría Provincial de Valladolid a través de un comunicado remitido a Europa Press.

   Por este motivo, los agentes solicitaron a estas personas su documentación personal, además de pidirlas que se pusieran la mascarilla de protección tras comprobar que no tenían una causa justificada para no llevarla. Una de ellas, tras negarse reiteradamente, se cubrió la nariz y la boca y fue identificada para ser propuesta para sanción administrativa.

   Sin embargo, la otra chica hizo caso omiso en sucesivas ocasiones a las indicaciones de los agentes, negándose en todo momento a colaborar y a identificarse, e incluso no paró de faltarles al respeto profiriendo gritos e insultos por lo que fue detenida por estos hechos.

   La detención fue practicada por agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Valladolid.

Contador

Para leer más