30 millones para impulsar el trabajo de 9.000 personas con discapacidad y en riesgo de exclusión

Actualizado 08/10/2018 19:45:04 CET

BURGOS, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Empleo de la Junta de Castilla y León ha invertido en 2018 30 millones de euros para impulsar el trabajo de 9.000 personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social, lo que supone un incremento de la inversión del 5,4 por ciento.

Así lo ha puesto de manifiesto este lunes en Burgos el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, en la clausura del II Foro Inserta Responsable de la Fundación ONCE, que se ha desarrollado bajo el lema 'La Empresa Inclusiva: escenario actual de rentabilidad y diversidad'.

Fernández Carriedo ha recordado que a lo largo del pasado ejercicio se invirtieron 28,7 millones de euros que beneficiaron a 8.800 trabajadores, a la vez que ha explicado que en la presente anualidad se invierten 24 millones de euros desde la Dirección General de Economía Social y Autónomos en distintas líneas de financiación.

Asimismo, y dentro de las líneas de contratación del Plan de Empleo Local, el titular regional de Empleo ha explicado que se realiza una inversión adicional desde el Servicio Público de Empelo de la Comunidad (EcyL) para la contratación de 1.100 trabajadores, para lo que se ha incrementado en 5,6 millones de euros la inversión para la contratación de estos trabajadores a jornada completa durante 90 días, a través de ayuntamientos y diputaciones provinciales.

El consejero de Empleo ha destacado la necesidad de que las empresas abran sus puertas a la contratación de las personas con discapacidad y se entienda ésta como una oportunidad y no como un coste.

El II Foro Inserta Responsable, organizado por la Fundación ONCE, ha debatido sobre la responsabilidad social empresarial, la necesidad de incrementar la incorporación de personas con discapacidad en las empresas ordinarias y la actual situación de rentabilidad y diversidad de estas compañías inclusivas.

El Foro Inserta engloba en la actualidad a más de un centenar de empresas y entidades líderes en distintos sectores, que cuentan con más de 19.500 trabajadores con discapacidad en el conjunto del ámbito nacional.

La legislación española establece una cuota de reserva del dos por ciento de empleo con discapacidad en la empresa privada con 50 trabajadores o más, mientras que en la empresa pública el porcentaje se sitúa en un mínimo del siete por ciento.

En el caso de Castilla y León, esa cuota de reserva para los trabajadores con discapacidad se ha elevado hasta un mínimo del diez por ciento para trabajadores con discapacidad intelectual igual o superior al 33 por ciento y discapacidad física y sensorial igual o superior al 66 por ciento.

Contador