Un hongo silvestre puede acabar con la plaga de la procesionaria del pino

Un estudio de la UVA determina que un hongo silvestre puede acabar con la plaga
UVA
Actualizado 03/04/2019 14:01:30 CET

VALLADOLID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Cátedra de Micología de la Escuela de Ingenierías Agrarias del Campus de la Universidad de Valladolid (UVA) en Palencia ha determinado que el hongo silvestre medicinal 'Cordyceps militaris', que se puede encontrar en el Cerrato, puede controlar "eficazmente" la plaga de la procesionaria del pino.

Los investigadores han testado en los pinares de pino piñonero del Cerrato (Palencia) que esta especie micológica ejerce sobre las orugas un control biológico "eficaz" como ecoinsecticida natural, como ha explicado el director de la Cátedra, Juan Andrés Oria de Rueda, según un comunicado recogido por Europa Press.

Los estudios realizados en los dos últimos años en colaboración con empresas de jardinería y otras especializadas han concluido que los hongos silvestres como el Cordyceps militaris, de forma de maza y color naranja, localizados en la comarca palentina del Cerrato, pueden llegar a acabar con más del 80 por ciento de las orugas de la procesionaria enterradas, un tratamiento "inofensivo".

Las cepas seleccionadas, que incluso llegan a eliminar al 90 ó 100 por cien de las orugas y pupas afectadas, lo cual es de una "eficacia sorprendente", se replican para posteriormente hacerla multiplicar a "gran escala" y proceder al tratamiento en el monte a partir de la pulverización de una solución de agua con esporas.

Las ventajas de la utilización de este hongo ecoinsecticida es "múltiple" puesto que, por un lado, se trata de un tratamiento ecológico natural que evita la utilización de productos químicos agresivos y, por otro, el hongo estudiado no es perjudicial para personas y animales domésticos.

De las nueve cepas o variedades diferentes del hongo observadas en la investigación, parece que la procedente de pinares mediterráneos más secos y continentales del pino albar o piñonero (Pinus pinea) es la "más activa y eficaz" contra la plaga, en comparación con las procedentes de comarcas más lluviosas y frías, que parecen requerir mayor humedad.

Asimismo, por los datos recogidos en el estudio, estos hongos del Cerrato son capaces de desarrollarse y atacar con "éxito" a la plaga de la procesionaria en condiciones de mayor escasez de humedad y oscilación de temperaturas, con un efecto "más rápido y letal" en los insectos.

"Hay 500 especies del género Cordyceps con numerosas variedades, pero la encontrada en el Cerrato parece ser la más eficaz contra la procesionaria y posiblemente de efectos medicinales más que positivos", ha destacado Oria de Rueda.

Contador

Para leer más