Actualizado 21/01/2011 16:43 CET

La falta de acuerdo entre los propietarios de la Cultural Leonesa hace que el club camine hacia la desaparición

Rueda de prensa del alcalde
AYTO. LEÓN

El Ayuntamiento se desvincula de las negociaciones porque "todo tiene un límite" y no puede ser utilizado "como un balón"

LEÓN, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de León, Francisco Fernández, ha manifestado esta mañana la desvinculación del Consistorio en las negociaciones para la venta de la Cultural y Deportiva Leonesa, tras la falta de acuerdo entre sus actuales propietarios, que coloca al club en una senda que camina hacia la desaparición.

Según explicó Fernández, ante la situación que tenía la Cultural y Deportiva Leonesa y, al entender que el equipo es "un símbolo" de la ciudad, desde el Consistorio se iniciaron gestiones para intentar dar salida y viabilidad al club que se fueron "cristalizando".

En este contexto, argumentó que al ponerse en contacto con los posibles inversores, las condiciones o requisitos que pedían eran, por una parte un mayor periodo de tiempo y, por otra parte, que se dieran los pasos administrativos legales para que los actuales propietarios pudieran simplificar y facilitar la venta de la sociedad.

Además, había una situación de deuda de varios meses a los jugadores, más o menos cuantificada en 300.000 euros y para que pudieran jugar y cobrar, el Ayuntamiento de León adoptó la decisión de adelantar, a través de la fundación de Aguas, los 300.000 euros hasta que se produjera un acuerdo final con los inversores.

Durante el día de ayer se produjo una reunión con los propietarios del club en el seno de la cual se comprometieron a acudir hoy al Consistorio leonés a las 11.00 horas con la documentación firmada para la venta, pero dicha documentación no se presentó. "Hemos tenido una última llamada para decir que parece ser que hay problemas porque no están de acuerdo en las participaciones de cada uno. Los propietarios no han cumplido su compromiso", apostilló.

"HAN JUGADO" CON EL CLUB

En este sentido, destacó que el Ayuntamiento "ha cumplido" y quienes "han incumplido una vez más" son los actuales propietarios. Al respecto, manifestó que con la ciudad de León "no se juega" y ellos "han jugado" con la Cultural y Deportiva Leonesa, con los jugadores, pero no con la ciudad.

Por este motivo, señaló que el Ayuntamiento de León "se desvincula absolutamente" de las negociaciones, algo que lamentó "como alcalde, como leonés y como aficionado". "Los actuales propietarios sabrán lo que tienen que hacer y asumir su responsabilidad por una vez", agregó.

Asimismo, apuntó que la condición para que cobraran los jugadores era que se firmara el compromiso de venta, porque los 300.000 euros eran un adelanto que después los posibles inversores volverían a revertir en la Fundación.

"UNA AUTÉNTICA FECHORÍA"

Al mismo tiempo, aseguró que no esperaba que se produjera este desacuerdo en el seno de los propietarios y consideró que se trata de "una auténtica fechoría". Para Fernández, "todo tiene un límite" y el Ayuntamiento de León no puede estar para ser utilizado "como un balón".

Por su parte, el capitán de la Cultural y Deportiva Leonesa, Santi Santos, manifestó en nombre de la plantilla su "profunda decepción", ya que los jugadores no esperaban que se produjera esta situación y anunció que la jornada de huelga para este fin de semana se mantiene.

"Somos unos empleados y nada más. El sentir de la plantilla es de profunda decepción", recalcó y precisó que la situación es "crítica", motivo por el cual hay que barajar los pros y contras de no jugar un partido o dos y que el equipo baje de categoría y sea descalificado.

"La palabra desaparecer me pone la carne de gallina", subrayó y manifestó la necesidad de "coger el toro por los cuernos" ante este contexto que "no se puede adornar".