Actualizado 13/03/2007 17:22 CET

Fernández Carriedo inaugura en El Bierzo una infraestructura para depurar aguas residuales por 8,2 millones

PONFERRADA (LEÓN), 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, puso en marcha hoy el sistema para la depuración de las aguas sucias del valle del Sil y estrenó las obras del sellado del vertedero, junto con la recuperación de las márgenes del río Boeza en Bembibre, con una inversión global de 8,2 millones de euros.

Fernández Carriedo inauguró esta mañana las nuevas infraestructuras, que según explicó, suponen un paso más en la mejora del saneamiento y en la gestión de los residuos.

El consejero se desplazó en primer lugar a Toreno (León), donde estrenó la red de depuración de aguas sucias de todo el valle del Sil de la que se beneficiarán los municipios de Toreno, Páramo del Sil y Palacios del Sil. Esta obra supuso una inversión de 6,6 millones de euros.

"Mejoramos la calidad en la prestación del servicio hidráulico en la zona y mejoramos la calidad del servicio en el conjunto de la comunidad autónoma y de la provincia; y León ya hoy supera el 85 por ciento de los habitantes que cuentan con sistema de depuración de aguas, y este es un salto muy importante realizado en esta legislatura", declaró el consejero, que explicó que ya no sólo los municipios de más de 15.000 habitantes, sino los de más de 2.000 habitantes empiezan a tener depuración de las aguas.

En el acto, el alcalde de Toreno, el popular Pedro Muñoz, destacó la importancia de estas obras. "Era una necesidad que ahora se cubre y largamente esperada; y el Sil, como arteria de agua que tenemos, casi en nombre de este río me atrevo a dar las gracias", declaró el regidor. Por su parte, el alcalde de Palacios del Sil, el socialista Orlando López, se quejó porque, según dijo, una parte de las obras que hoy se inauguraron, "no están terminadas".