La Fiscalía solicita 4 años de prisión para un habitual delincuente de Segovia que vendía droga en San Millán

Publicado 02/06/2015 12:59:16CET

SEGOVIA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía solicita cuatro años de cárcel y una multa de 2.800 euros para O.M.C, un vecino de Segovia de 48 años, conocido en el ámbito de la delincuencia en la capital, que fue arrestado el 6 de mayo de 2014 con diferentes tipos de droga que iban a ser destinadas presuntamente al tráfico ilícito.

Su detención, que se produjo en el marco de la operación 'Comedor', permitió desmantelar un punto de venta de estupefacientes en el barrio de San Millán, así como en otros puntos de la ciudad, según informaron entonces fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia.

El fiscal considera a O.M.C. culpable de un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud. Según sus conclusiones provisionales, sobre las 13.35 horas del 6 de mayo del año pasado el acusado se encontraba en el interior de su vehículo en el Camino de la Piedad de Segovia, donde fue identificado por dos agentes de la Policía Nacional.

Al apreciar que estaba muy nervioso e intentaba eludir la actuación policial, así como al notar un fuerte olor a marihuana procedente del coche, los efectivos procedieron a registrar las pertenencias del hombre y los efectos que llevaba en el vehículo.

En la zona de los pedales localizaron un picador de marihuana, dos pastilleros, ambos llenos de una sustancia que parecía marihuana, así como dos bolsitas blancas que contenían 19 'pollos' de sustancia estupefaciente.

Los policías pidieron entonces al acusado que abriera el maletero del vehículo, donde hallaron un bote de cristal de grandes dimensiones de unos cinco litros de capacidad lleno de una sustancia verde que el propio acusado reconoció que era marihuana; otros once botes más de cristal con la misma sustancia verde; 840 euros y en un bolso de color verde; seis estuches-muestrarios de bisutería; diversas bolsas de tela, bisutería, así como gafas de sol con etiqueta.

Además, los efectivos se incautaron de dos envoltorios con 19 pequeñas papelinas. El resultado analítico de todas las sustancias reveló la presencia de cocaína, heroína, metadona y diazepam.

Según el Ministerio Público, el acusado se encontraba en posesión de todas las sustancias con intención de destinarlas al tráfico ilícito. En el mercado, la marihuana hubiera alcanzado un valor de 1.397 euros, mientras que la heroína y la cocaína habrían podido ser vendidas por 66 y 10 euros, respectivamente.

El varón será juzgado el 9 de junio en la Audiencia Provincial de Segovia, según informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Para leer más