Fuentes sugiere que miembros de la Mesa que viven en Valladolid dejen sus dietas

Actualizado 21/08/2019 14:06:21 CET
449612.1.500.286.20190821124853
Vídeo de la noticia

   El presidente muestra el apartamento de las Cortes, en el que sólo plantea "la posibilidad" de pernoctar si su agenda lo requiriera

   VALLADOLID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, ha sugerido que los miembros de la Mesa del Legislativo que residen en Valladolid renuncien a sus dietas, una propuesta que el secretario primero de la Cámara y procurador socialista, José Francisco Martín, ha achacado a una "pataleta" por haber sido "pillado" en el caso del apartamento del Parlamento regional.

   Fuentes ha atendido este miércoles el requerimiento de Martín para visitar estas dependencias, que según ha reiterado, existen desde que se inauguró el edificio en 2007 para que el presidente pueda descansar, comer o cambiarse de ropa en momentos en que su agenda lo obligue a quedarse en las Cortes, sobre lo que ha subrayado que sólo se plantea la posibilidad de pernoctar ahí si dichos compromisos lo requieran, en cuyo caso sería la Mesa del Parlamento autonómico la que tendría que autorizar la compra de una cama, mueble del que carece este apartamento que incluye cocina, baño y dos habitaciones.

   Durante la visita, abierta a los medios de comunicación, el presidente de las Cortes ha explicado que, si bien reside en el municipio salmantino de San Pelayo de Guareña --a 140 kilómetros de Valladolid--, cuenta también con un domicilio en alquiler en la ciudad del Pisuerga, por lo que el uso de estas dependencias sería "puntual" y en función de su agenda, sobre lo que "aún es pronto" para saber "cómo estará" a lo largo de los próximos cuatro años.

   Sin embargo, José Francisco Martín ha rechazado esta posibilidad, cuyo planteamiento ha achacado a una "pataleta" de Fuentes tras haber sido "pillado" y haber tenido que "renunciar a lo que pretendía", que en opinión del político socialista era "pernoctar" en este apartamento, un "privilegio" que, en su opinión, "no tiene que tener".

   "Hoy es un buen día para la democracia, la transparencia y la regeneración", ha defendido Martín, por haber conseguido "lo que no quería el presidente", que ha sido entrar --gracias al "empeño" y "ultimátum" dado por los socialistas, ha destacado-- en estas dependencias cuyo acceso estaba restringido "mediante un código" como si se tratara de "un depósito de misiles nucleares".