Giménez Bartlett asegura que la "principal" finalidad de la novela negra es "servir de testigo de los hechos"

Publicado 30/04/2015 18:55:11CET
Alicia Giménez Bartlett
EUROPA PRESS

VALLADOLID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La autora de la serie de novelas de Petra Delicado, Alicia Giménez Bartlett, ha destacado que la "principal" finalidad de la novela negra es la de "servir de testigo de los hechos que ocurren" ya que, a su parecer, este género constituye el "último reducto" que persiste en la actualidad de la novela testimonial.

La escritora albaceteña ha expresado su alegría por el cambio de actitud que ha experimentado el público respecto a su género estrella, que ha pasado de estar infravalorado a contar con muchos simpatizantes, hecho que la autora ya había conocido en otros países europeos pero que nunca pensó que llegaría a España.

Alicia Giménez ha resaltado la necesidad de que la gente se diese cuenta de que este género no era "la típica novela de kiosco" en la que lo importante son "el asesino y los muertos", sino que la novela negra podía hacerse "con cuidado" y que servía de testimonio de la vida social.

Su serie más exitosa es la de la inspectora policial Petra Delicado, cuyo último libro, el décimo, es el que ha acudido a presentar a la 48 Feria del Libro de Valladolid. En él se relata, a lo largo de nueve episodios, cómo la criminalidad "desbarata" momentos familiares tan tradicionales como la navidad o los carnavales.

La novela negra ha protagonizado la ponencia de la autora, en la que ha señalado que, en un principio, ella fue "la mejor escritora de novela negra": era "la única que había en aquel momento". Aún así, la autora ha manifestado que las obras sobre Petra Delicado fueron objeto de burla por parte de algunos críticos, aunque entre sus compañeros de novela negra siempre ha estado muy a gusto porque han sido "muy agradables" y constituyen una comunidad "muy generosa".

ES UNA "ESCRITORA ESCULTÓRICA"

En cuanto a su metodología de trabajo, Alicia Giménez se ha autodefinido como "escritora escultórica", es decir, aquella que no escribe sus novelas en "un rato de inspiración" sino que lo hace como "modo de vida", ya que sus historias "se van formando al igual que en una escultura se va echando arcilla". Este rol hace que ella se deje llevar por sus intuiciones y no actúe como un arquitecto que trabaja "una vez que tiene todo planificado".

A la hora de comenzar una novela, la escritora, que cuenta en su haber con más de 20 novelas sumadas a la serie de Petra Delicado, ha explicado que solo tiene claras dos cosas: la resolución final de la historia y el ambiente donde quiere que se desarrolle la misma; el resto de los componentes "van surgiendo".

La serie de novelas de Petra Delicado fue llevada a televisión en el año 1999, de la mano de Telecinco, algo que la autora ha definido como "insólito" ya que fue "muy raro" recibir la llamada de un productor de televisión interesado por su novela. Esta emisión benefició a su colección por el mayor conocimiento del personaje, además de importantes ingresos para ella.

Ante el futuro de Petra Delicado, Giménez Bartlett ha explicado que el resto de las novelas que escribe le sirven para "huir" ya que la distraen, mientras que volver con Petra es como "un encuentro con una vieja amiga".

"Soy la primera que me crítico a mí misma así que, cuando vea que me repito, tendré que acabar con Petra" ha manifestado la escritora, quien ha bromeado con la idea de que el fin de esta inspectora de policía se encuentre en un convento.

EXPERIENCIA EDUCATIVA

Alicia Giménez ha confesado que fue profesora de instituto trece años, hasta 1991, durante los cuales impartió clases de inglés y en una ocasión, por la baja de una compañera, también ejerció como profesora de literatura, área en la que está licenciada y en una época en la que la escritora consiguió "enganchar" a sus alumnos mediante su "particular" forma de explicar a los escritores.

La autora ha explicado que no está "muy al tanto" sobre la situación educativa en la actualidad pero que ha hablado con compañeros que siguen en la enseñanza, quienes le han explicado que la situación ha cambiado mucho, motivo por el que la autora cree que si tuviera que volver a ejercer "lo pasaría mal".