Publicado 18/11/2015 20:01CET

González-Sinde pide al Gobierno resultante del 20D sensibilidad y esfuerzo para mejorar la fiscalidad de la cultura

La exministra de Cultura Ángeles González Sinde, en la inauguración de Muces
EUROPA PRESS

Inaugura la X Muestra de Cine Europeo de Segovia en un acto con constantes alusiones a París

SEGOVIA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La exministra de Cultura y cineasta Ángeles González-Sinde, ha subrayado la importancia de que el nuevo Gobierno que resulte de las elecciones generales del 20 de diciembre sea sensible y haga todo el esfuerzo posible para mejorar la fiscalidad de la cultura e incremente su apoyo al sector.

González-Sinde se ha mostrado partidaria de un IVA cultural "mucho más bajo", incluso inexistente, como es el caso de los libros, pues el "altísimo" gravamen que soporta el sector, según ha dicho, "perjudica" a todas las artes.

"Con poca inversión, la cultura se convierte en un beneficio enorme para toda la población, así que es una inversión que siempre merece la pena", ha señalado en declaraciones a los medios antes de intervenir en la Alhóndiga segoviana en la inauguración de la X Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia (Muces).

La expresidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España ha indicado que el momento actual sigue siendo "delicado" para el cine europeo, que permanece "vulnerable" por la doble crisis a la que se enfrenta desde hace años, una de ellas vinculada al cambio tecnológico y del modelo de distribución y otra económica.

"Es un momento muy sensible, cualquier pequeño obstáculo hace imposible hacer una película, y hasta que el cine encuentre como industria un momento más estable hacer películas como las que se ven esta semana en Segovia se convierte en una excepción", ha incidido.

Como parte de su defensa del cine europeo, González Sinde ha manifestado la importancia de conocer a los países del entorno, pues todas las decisiones que toman acaban también afectando a España.

Para ella, la mejor manera de conocer a los vecinos no es a través de las páginas de los periódicos cuando ha ocurrido una catástrofe o en el telediario, sino a través del cine y de su manera de percibir la vida. "Europa necesita más cine europeo, sobre todo en este momento", ha apostillado la guionista y directora de cine, quien ha hecho hincapié en la excepcionalidad y el valor de iniciativas como la Muces.

La apertura de la Muestra se ha convertido en un pequeño homenaje al pueblo francés. La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, ha recordado que el festival nació para reforzar y difundir los valores que han construido Europa, que se han reflejado en las obras de sus creadores cinematográficos, y que a lo largo de diez años la Muces ha sido el escaparate de lo mejor de la cinematografía del continente.

PARÍS Y EL NACIMIENTO DEL CINE

Por eso, ha dicho, el certamen siente como propio el estremecimiento que ha sufrido Europa estos últimos días tras los atentados de París. Luquero ha hecho referencia al director sueco Ingmar Bergman, quien aseguró que no hay otra forma de arte que vaya más lejos del conocimiento ordinario como lo hace el cine, porque va directo a las emociones, para señalar que, partiendo de esas emociones que provoca el cine, y en estos días en los que Segovia se convierte en la "capital cinematográfica de Europa", la ciudad no puede dejar de fundirse en un abrazo con París, lugar donde nació el propio cine hace 121 años y que ha sido el marco y el escenario de numerosas películas. "La ciudad de la luz, donde rodaron grandes nombres europeos, es hoy también referencia emocionada en el inicio de este festival", ha destacado.

Tras el acto de apertura, en el que han intervenido asimismo el director de la Muestra, Eliseo de Pablos; la embajadora de Suecia en España, Cecilia Julin, y el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y de la Comunicación de la Universidad de Valladolid, Agustín García Matilla, se ha celebrado un concierto a cargo del cuarteto Sekskunigo, que ha interpretado piezas musicales de las bandas sonoras de diferentes películas.

Paralelamente, se han inaugurado las tres exposiciones que se podrán ver en la Alhóndiga durante el transcurso de la Muestra y hasta el 13 de diciembre: 'Ingmar Bergman, Ibsen y Strindberg en escena', un recorrido fotográfico por la historia del teatro sueco; 'Enjoysweden', con fotografías que revelan la imagen que los propios suecos tienen de su país, y 'Eduardo García Maroto y el cine norteamericano', con 25 imágenes de gran tamaño y una treintena de objetos de su trabajo.

Además, la apertura ha contado con la proyección de la primera película que se ha podido ver en la décima edición, 'El hijo de Saúl', la ópera prima del joven director húngaro László Nemes ganadora del Gran Premio y Fipresci en Cannes 2015.

La Muces contará este año con 112 películas de 29 países y 162 proyecciones, además de numerosos eventos hasta el día 24: presentaciones, coloquios conciertos, mesas redondas, citas gastronómicas, conferencias, exposiciones, homenajes, tertulias de cine, talleres y clases magistrales.

EL CINE SUECO

En esta edición, en la que se homenajeará a la productora segoviana Esther García y se recordará a profesionales del cine como Alfredo Landa, Suecia es el país invitado. La embajadora de este país en España, quien ha dejado patente su "orgullo" por el reconocimiento a su tierra, ha asegurado que "no son malos tiempos" para el cine sueco, puesto que sus directores tienen cierto éxito en el mundo.

Según ha dicho, el 75 por ciento de las películas que se ven en Suecia son extranjeras, aunque ha resaltado que el film más visto el pasado año fue una producción sueca, 'El abuelo que saltó por la ventana y se largó', Felix Herngren. "A veces ha buenas películas suecas que les gustan a los suecos", ha apostillado Cecilia Julin, quien ha recalcado además que el cine de su país no es solo Ingmar Bergman, sino que hay nuevas generaciones de directores y productores.

Para leer más