Actualizado 04/12/2014 11:09 CET

El Instituto de Estudios Estratégicos alerta de la "amenaza tremenda" del Estado Islámico para España

Ballesteros, antes de la inauguración
EUROPA PRESS

SEGOVIA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), el general Miguel Ángel Ballesteros, ha advertido de la "amenaza tremenda" que el Estado Islámico supone para España, que se encuentra junto a países como Francia, Gran Bretaña o Bélgica en un lugar prioritario para los terroristas.

Ballesteros ha indicado que hay 3.000 europeos, entre ellos 50 españoles, que se han ido a combatir como yihadistas al Dáes, y aquellos que no mueran en la lucha retornarán sabiendo combatir, poner explosivos y organizarse clandestinamente, así como con una ideología más radical de la que tenían.

Por ello, ha dicho que es normal que a su vuelta se formen grupos terroristas. "No quisiera alarmar, pero la amenaza está ahí", ha señalado en declaraciones recogidas por Europa Press.

El director del IEEE ha agregado que el éxito del Estado Islámico está contribuyendo a hacer "sumamente" atractivo tanto al grupo como a su estrategia. En este sentido, ha recordado que en el norte de un país vecino como Argelia, en la región montañosa de Cabilia, no falta ya una parte de Al Qaeda en el Magreb islámico que se ha autodenominado los 'soldados del califato', que se han adherido al sistema proclamado por el califa Ibrahim.

El general ha considerado que esa amenaza islamista, que no afecta solo a países como Siria o Iraq, no está teniendo la valoración que merece por parte de la opinión pública española.

Ballesteros ha inaugurado este viernes en el campus María Zambrano de Segovia el III Encuentro sobre Valores Democráticos y Fuerzas Armadas, centrado en la Estrategia de Seguridad Nacional que aprobó el Gobierno en mayo de 2013, en la que se recogen 12 riesgos y amenazas.

El objetivo de esta jornada, que organiza el IEEE junto con la Academia de Artillería, la Universidad de Valladolid (UVA) y el Centro de Estudios de la Fundación Valsaín, es contribuir a una mayor cultura de la seguridad y defensa entre la ciudadanía, una parte "clave" de la cual son los futuros dirigentes de empresas y del país, que se encuentran hoy en la universidad.

Ballesteros ha alertado de la necesidad de una opinión pública formada al respecto, pues ello ayuda a los ciudadanos a tener criterios sólidos sobre cómo deberían actuar los gobiernos. Estos, según ha remarcado, se rigen en política interior por programa electorales elaborados por sus élites, mientras que se dejan influir por la opinión pública en política exterior e internacional, de ahí que deba estar basada en el conocimiento.

SIN INTERÉS POR EL RESTO DEL MUNDO

El responsable del IEEE ha lamentado que, a diferencia de otros países del entorno, en España la formación en seguridad y defensa no comienza en la escuela, lo que revela carencias en las encuestas sobre la influencia del mundo exterior.

Para Ballesteros, es sorprendente que el país se sitúe entre los que menos nivel cultural y menos interés tienen por lo que ocurre en el mundo pese a que el 60 por ciento de su economía está relacionado con el exterior y recibe 60 millones de turistas.

El III Encuentro ha contado con la presencia del vicerrector de la UVA Juan José Garcillán; el director del Centro de Estudios de la Fundación Valsaín, Álvaro Gil-Robles, y el director general de la Academia de Artillería, Alfredo Sanz y Calabria.

Este último ha subrayado que no puede haber valores democráticos sin una opinión pública formada, lo que requiere hacer llegar a la ciudadanía cuáles son los problemas y riesgos que pueden tener impacto en la vida de las personas en su día a día. Al hilo de ello, ha resaltado la necesidad de hacer un esfuerzo pedagógico, "que es fundamental desde las más altas instancias del Gobierno".

La jornada, que se desarrolla a lo largo de la mañana, está estructurada en tres mesas redondas. En la primera han hablado miembros del grupo redactor del informe 'Perspectivas para el desarrollo futuro de la estrategia de seguridad', mientras que en la segunda se han abordado la emigración, los valores y la seguridad, así como la educación en derechos humanos y el papel de las fuerzas armadas. La tercera, que lleva por título 'Sociedad civil, opinión y seguridad', se centra sobre el impacto de la crisis económica en la seguridad.