Actualizado 06/07/2015 08:28 CET

El judión de La Granja se protege del fraude con una producción certificada que prevé alcanzar 25.000 kilogramos

Clemente degusta los judiones.
EUROPA PRESS

Miles de personas degustan la legumbre típica durante la tradicional judiada, a la que falta Óscar López

LA GRANJA (SEGOVIA), 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

La producción del judión de La Granja bajo la marca de garantía evitará que legumbres de otras partes del país se beneficien del prestigio de la judía segoviana y combatirá el fraude de aquellos establecimientos hosteleros que anuncian la denominación en sus cartas pese a que el producto tiene diferente origen.

La consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, ha explicado este martes durante la judiada que cada mes de agosto se celebra en La Granja para la exaltación de este producto típico que hasta ahora los judiones que se comían llevaban el nombre de la localidad segoviana pero no procedían de ella ni reportaban riqueza a la provincia.

Esta situación, ha dicho, cambiará a partir del próximo año gracias al suministro que permitirá el banco de semillas que se ha creado en una parcela del municipio a partir de la plantación de entre 500 y 600 kilos de judión.

Este banco, según Clemente, propiciará la homogeneidad en la calidad y la garantía de origen de la legumbre, que se podrán cultivar en más de 130 municipios segovianos. La previsión es comenzar con unas siete hectáreas de cultivo para alcanzar después 25, de manera que se consiga una producción de 25.000 kilogramos de judiones bajo la figura de calidad.

La intención es que la judía granjeña aporte valor económico al territorio y que legumbres de otros lugares no aprovechen su nombre. Al respecto, Clemente ha asegurado que los restaurantes ya no podrán a partir del próximo año incluir la denominación en sus cartas si el judión no tiene sello de autenticidad. Lo contrario, ha precisado, sería un "fraude" que podría ser sancionado.

En declaraciones recogidas por Europa Press, la consejera ha indicado además que los agricultores que cultiven este producto de calidad se podrán beneficiar de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) y podrán percibir cien euros por hectárea, la misma cuantía que reciben los profesionales del campo que se dedican al resto de legumbres de calidad en Castilla y León.

Esta comunidad concentra el 97 por ciento de la superficie del país dedicada al cultivo de este tipo de legumbres, cuyos productores --unos 700-- reciben en torno a 600.000 euros al año.

SEGOVIA, EN EL "CLUB"

Clemente ha subrayado que a partir de ahora Segovia quedará dentro de ese "club" de agricultores que siembran productos de calidad, lo que supone un paso más en la obtención de valor económico añadido a partir de estos tipos de cultivo.

La titular de Agricultura ha querido asimismo poner en valor el papel del Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso, promotor y actual titular de la marca de garantía, por sus rápidos avances en un "nuevo flanco de negocio" que pueden abrir camino a los agricultores de la provincia, entre ellos los más jóvenes.

El Consistorio del Real Sitio, con José Luis Vázquez (PSOE) a la cabeza, obtuvo el sello de calidad para sus judiones el pasado 3 de enero tras seis meses de tramitación, un "tiempo record" teniendo en cuenta que estos procedimientos son habitualmente complejos desde un punto de vista técnico y requieren completar una tramitación que puede prolongarse en el tiempo.

El regidor del municipio ha ensalzado el judión como una "identidad" de los vecinos del Real Sitio, así como ha resaltado la "oportunidad" que supondrá para más de un centenar de municipios de la provincia que están dentro del área geográfica de la marca de garantía.

JUDIADA POPULAR

La tradicional judiada popular, calificada por Vázquez como la "fiesta de la convivencia y la concordia", ha reunido este año de nuevo a miles de personas en la Pradera del Hospital. La celebración, que tiene lugar con motivo de las fiestas de San Luis, se remonta al año 1976 y atrae cada año a numerosos responsables políticos a nivel nacional, regional y local, para los que esta cita supone un arranque del curso político.

Este año durante la multitudinaria 'judiada' se han consumido 1.100 kilos de legumbres, que han permanecido en remojo durante dos días en grandes cubas y han comenzado a prepararse hacia las 5.00 horas de esta madrugada junto con 500 kilos de oreja y morro de cerdo, 450 kilos de chorizo, 180 de morcilla, 150 de codillo de jamón, 300 de cebollas, 45 de ajos, 50 litros de aceite de oliva, 12 kilos de pimentón, sal y laurel.

Un grupo de profesionales de la Asociación de Cocineros de Segovia y Provincia, integrado por una treintena de personas, ha cuidado durante toda la mañana de las grandes ollas en las que se preparan las judías, que han concluido su cocción en torno a media mañana, ya que posteriormente es preciso que el plato repose durante unas horas.

Cada uno de los comensales ha recogido una bandeja de cartón con pan, bebida, una ración de judiones y fruta. De nuevo este año la cooperativa Cofrubi de El Bierzo ha aportado gratuitamente la fruta para el postre. En esta ocasión se han repartido 12.000 unidades de pera conferencia.

AUSENCIA DE ÓSCAR LÓPEZ

Aparte de la consejera de Agricultura, la cita ha contado con la presencia de representantes como el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano; la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz; el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez; el delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar; la viceportavoz del PSOE en las Cortes regionales, Ana Redondo; el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valladolid, Óscar Puente, así como parlamentarios segovianos.

La principal ausencia ha sido la del exsecretario federal de Organización del PSOE y actual portavoz socialista en las Cortes de Castilla y León, Óscar López, uno de los asistentes habituales de este encuentro gastronómico en los últimos años.