La Junta y FSG impulsan las becas Luis Sáez para universitarias de etnia gitana para lograr un "efecto multiplicador"

La Junta y FSG impulsan las becas Luis Sáez para universitarias de etnia gitana para lograr un "efecto multiplicador"
EUROPA PRESS
Publicado 03/05/2019 12:54:56CET

VALLADOLID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Castilla y León y la Fundación Secretariado Gitano impulsan una nueva convocatoria del programa de becas 'FSG-Luis Sáez' para apoyar los cursos de posgrado universitario de mujeres de etnia gitana, una línea que cuenta con pocas beneficiarias actualmente pero que se espera que logre un "efecto multiplicador" en el futuro.

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, ha mantenido una reunión con los responsables en Castilla y León de la Fundación Secretariado Gitano (FSG) y con varias de las jóvenes gitanas becadas a través del programa de becas 'FSG-Luis Sáez', en la que la Fundación ha presentado esta iniciativa de becas orientada a favorecer el éxito educativo en el ámbito universitario de la mujer gitana.

Este programa de becas puesto en marcha por la FSG nació con motivo de la donación que la Fundación Secretariado Gitano recibió en 2016 por parte del hijo del pintor burgalés Luis Sáez, consistente en un conjunto de obras de arte de su padre cuya venta se destinó a la concesión de becas dirigidas a mujeres gitanas que cursen estudios de posgrado, con el objetivo de favorecer la continuidad y el éxito educativo de las mismas.

Ahora, la Fundación Secretariado Gitano va a incorporar a la Junta de Castilla y León como apoyo dentro de este programa de becas, lo que ayudará a financiar los gastos de matrícula, material escolar, alojamiento y transporte entre localidades de las mujeres gitanas beneficiarias, así como los gastos de gestión que el programa de becas conlleve para la Fundación.

Se trata, como ha explicado el director general de FSG, Isidro Rodríguez, de unas ayudas "relevantes", pues pueden llegar a 11.000 euros y permiten que mujeres de etnia gitana de cualquier comunidad autónoma española estudien en universidades de Castilla y León y garantizan la cobertura de la matrícula y el material.

Rodríguez ha recalcado la importancia de que se conozcan estas ayudas, pues actualmente hay disponibilidad de plazas. En total, se han concedido nueve becas de esta línea desde que comenzó en el curso 2016-2017 y de ellas, tres corresponden a la última convocatoria, en la que podrían otorgarse otras dos más en modalidad presencial, mientras que existe otra variante 'online' que podría ampliarse "bastante más".

Además de esta línea en la que participa la Consejería de Familia, existe otra línea de colaboración en ese caso entre la FSG y Educación, orientadas a estudios universitarios, pero en ambos casos el sentido de los programas es apoyar los casos de éxito que se dan de estudiantes gitanos en la universidad y que éstos "generen un efecto multiplicador".

Por eso, Rodríguez ha recalcado que la iniciativa se mantendrá en el tiempo, la presencia de personas de etnia gitana en la universidad crecerá y también se verá más mujeres de este grupo social con "puestos de relevancia" en la sociedad de Castilla y León y en España.

La fundamentación de estas becas se basa en que la situación educativa de las niñas gitanas es "menos equitativa que el de los niños gitanos, con una menor esperanza de vida escolar, menores porcentajes de escolarización y tasas de idoneidad más bajas".

En todo caso, el director general de la FSG ha matizado que en todo caso la tasa de fracaso escolar entre la población gitana a nivel de Educación Secundaria es "inaceptable", con un 64 por ciento, pero ha querido desterrar la idea de que eso se debe a actitudes de las familias, pues considera que "no se entiende que la educación es un derecho fundamental que los poderes públicos deben garantizar y no mantener esas tasas de abandono escolar tan altas".

El programa de becas, como ha explicado Isidro Rodríguez, quiere servir de "tractor" para que los niños gitanos finalicen sus estudios.

Carlos Fernández Carriedo ha felicitado a la FSG por el desarrollo de esta iniciativa y les ha animado a seguir adelante con su labor fundamental de promoción de la mujer gitana, y ha señalado a sus beneficiarias como "referencia" para el pueblo gitano, ya que pueden ayudar a lograr el "cambio" en todo lo relacionado con la formación educativa y cualificación de sus miembros. "No hay mejor igualdad en la sociedad que encontrar un puesto de trabajo", ha aseverado el consejero.

Por ello, en la reunión han participado dos de las beneficiarias de estas becas que cursan actualmente posgrados. Celia Gabarri, que obtuvo un grado en Trabajo Social y ha solicitado una beca para cursar un posgrado de especialista en estudios de género e inclusión.

Esta trabajadora social, que además es madre de dos hijas, ha incidido en la idea de que las mujeres gitanas puedan tener la capacidad de decidir sobre su vida, algo que ella considera que pudo ser gracias a que era la quinta de seis hermanos y a un proceso de "evolución" junto a su familia, que vio cómo progresaba en sus estudios y la apoyó en todo momento.

"Nos cuesta más, no somos muchas, pero hay realidades que a veces se invisibilizan de la sociedad gitana", ha recalcado Gabarri, y por ello ha recalcado que su gente tiene que "avanzar y ser partícipe de su cambio social".

Por su parte, Selene de la Fuente, leonesa y abogada en ejercicio, tiene una beca FSG-Luis Sáez para cursar la tesis doctoral y también ha destacado que en su caso siempre ha tenido el apoyo de su familia, pero, aunque reconoce que sigue existiendo el problema de que algunas mujeres gitanas necesitan la "autorización" de su familia, considera que el fracaso escolar no solo se da por eso, sino también por falta de recursos

En todo caso, De la Fuente ha subrayado que este grupo social ha experimentado un " gran desarrollo en los valores y la importancia que tiene la educación".

COLABORACIÓN CON LA FUNDACIÓN SECRETARIADO GITANO

Como han recordado fuentes de la Junta, Castilla y León es la quinta Comunidad Autónoma de España con mayor población gitana, con más de 25.000 personas. Por ello, la Administración colabora desde el año 2000 con la FSG encaminada a avanzar en la promoción social de las personas gitanas.

Esta alianza ha trabajado no solo desde el plano de la intervención social, a través de los siete centros de trabajo de la Fundación en Castilla y León, sino también en el de las políticas públicas, asegurando que los avances sociales de la Comunidad también incorporan a las persona gitanas. Así, la Junta destina al año más de 530.000 euros para apoyar a la Fundación Secretariado gitano en el desarrollo de diversos programas en estos ámbitos.

De hecho, la Junta de Castilla y León puso en marcha en 2016 el primer 'Plan Autonómico de inserción sociolaboral' que, entre sus beneficiarios, tiene a personas en exclusión y vulnerables de la comunidad gitana. Dentro de este Plan se integran programas específicos enfocados al empleo como la mejor de las herramientas para la integración y que se desarrollan en colaboración con la Fundación Secretariado Gitano. El primero de ellos es el programa 'ACCEDER', para impulsar la formación y el acceso al empleo. Junto a este se encuentra el programa 'PROMOCIONA', cuyo objetivo es mejorar el nivel curricular del alumnado que se encuentra cursando principalmente la ESO.

También destaca el Programa de Itinerarios integrados 'INSERRENTA', a través del desarrollo de itinerarios individualizados de inserción laboral cofinanciados por el Fondo Social Europeo. Asimismo, para los jóvenes gitanos perceptores de Renta Garantizada, existe el 'Programa de empleo-formación de jóvenes en riesgo de exclusión social', a través de la contratación temporal por empresas y entidades sin ánimo de lucro y empresas; o el programa de acompañamiento social a familias en situación de exclusión social residencial en Segovia, y el programa de actuaciones de intervención social con la comunidad gitana de Zamora.

Contador