Publicado 06/01/2022 11:21CET

La Junta pone en marcha un programa de conservación preventiva en la Iglesia de Santa Marta de Tera (Zamora)

Toma de muestras de una de las esculturas en las que interviene la Junta en la Iglesia de Santa Marta de Tera.
Toma de muestras de una de las esculturas en las que interviene la Junta en la Iglesia de Santa Marta de Tera. - EUROPA PRESS

ZAMORA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Castilla y León tiene en marcha un programa de conservación preventiva de tres esculturales de los apóstoles situadas en las portadas de la Iglesia de Santa Marta de Tera (Zamora).

El programa, según han explicado fuentes de la Consejería de Cultura y Turismo en un comunicado recogido por Europa Press, determinará el estado de conservación y los riesgos de deterioro de las esculturas de los apóstoles y del inmueble, para fijar las condiciones de preservación, mantenimiento y sostenibilidad en el tiempo, que tendrá en cuenta el uso y gestión del edificio.

La puesta en marcha de este programa por parte de la Junta de Castilla y León ha venido motivada por el estado de conservación de las tres esculturas de los apóstoles colocadas en las enjutas de las portadas sur y norte de la Iglesia de Santa Marta de Tera. Para su desarrollo, se utilizará la metodología de trabajo que parte del conocimiento exhaustivo del bien y los criterios de actuación recogidos en el Plan Nacional de Conservación Preventiva para fijar las actuaciones y el seguimiento de las mismas.

Los estudios físico-químicos contribuirán a conocer el estado de conservación de las esculturas, a realizar un diagnóstico y a proponer los trabajos adecuados para su conservación.

Ya se ha elaborado un primer estudio en el laboratorio del Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales sobre la imagen de Santiago, que se completará con los análisis químicos de las esculturas de San Juan y San Judas.

El estudio organoléptico de la imagen de Santiago y los resultados de los análisis químicos indican que la escultura es una arenisca con una pátina ocre-amarillenta que no comporta un proceso de deterioro, lo mismo que ocurre con la presencia de líquenes o excrementos.

Con el fin de completar el estudio de esta escultura y tener mayor información sobre la porosidad, densidad y absorción de agua de esta arenisca, se va a llevar a cabo un estudio petrológico de las esculturas. Además, se elaborará un estudio sobre las condiciones ambientales de la iglesia y un análisis de las condiciones de seguridad del inmueble, todo ello encaminado a determinar el tipo de intervenciones o actuaciones que se deben llevar a cabo.

Este programa de conservación preventiva da continuidad al trabajo que se viene desarrollando en el seguimiento de la evolución de las esculturas antes y después de la intervención de 2008, en la que se colocaron unos tejaroces en la portada que han supuesto una mayor protección física de las esculturas frente a las inclemencias del tiempo.

Contador

Para leer más