Publicado 19/09/2022 14:54

El libro 'Ventosa de la Cuesta. Costumbres y Religiosidad Popular' muestra la sociedad castellana en los siglos XVI y XX

Presentación del libro  'Ventosa de la Cuesta. Costumbres y Religiosidad Popular'  en la Diputación de Valladolid
Presentación del libro 'Ventosa de la Cuesta. Costumbres y Religiosidad Popular' en la Diputación de Valladolid - DIPUTACIÓN DE VALLAODLID

VALLADOLID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El libro 'Ventosa de la Cuesta. Costumbres y Religiosidad Popular', aporta múltiples datos, hasta ahora desconocidos, sobre el municipio vallisoletano, así como el contexto histórico y datos de personajes ilustres de la villa, lo que supone una "documentada contribución" al conocimiento de la organización social castellana de la comarca "en los siglos XVI y XX".

Esta obra, editada por el Instituto Español de Ciencias Histórico-Jurídicas con la colaboración de Diputación de Valladolid, se ha presentado esta mañana en la sede de la Diputación Provincial por el diputado de Juventud y Deportes, Javier González Vega, la alcaldesa de Ventosa de la Cuesta, María Luisa Escalante, y los autores Julián Hurtado y Juan Carlos Hernangómez.

La obra comienza con la presentación que realiza la actual alcaldesa de Ventosa, María Luisa Escalante, y se desarrolla en diversos apartados.

En primer lugar, los antecedentes históricos de la villa y Señorío de Ventosa de la Cuesta desde su dependencia de la jurisdicción política de Medina del Campo y jurisdicción religiosa del convento de la Mejorada de Olmedo, de la Diócesis de Ávila y de la de Valladolid, hasta la actualidad, pasando por la delimitación del término y concesión de concejo propio por parte de los Reyes Católicos en 1485, la segregación definitiva de Medina en 1559 para su venta como villa de señorío al escultor Alonso Berruguete y sus posteriores herederos, los Ulloa de Olmedo, hasta la extinción del Señorío en 1837.

Asimismo, el libro incluye una reseña biografía de personajes ilustres de la Villa como el primer señor de la villa, Alonso Berruguete; el fundador en Venezuela de la ciudad de Lobatera en 1593, Pedro de Torres Vera; los primeros traductores de la Ilíada al castellano, benefactora María Rico y el párroco José María Aguado, y el catedrático de Filosofía de la Universidad Pontificia de Salamanca, Enrique Rivera de Ventosa.

Asimismo, dedica un apartado a desarrollar los temas religiosos
relacionados con la parroquia de Santa María de la Asunción, ermita del Santo Cristo del Humilladero, festividades y celebraciones religiosas que se celebraban en este pueblo.

Los autores dedican un capítulo especial a San José Fernández de
Ventosa, santo nacido en esta villa, para luego adentrarse en cómo funcionaba la caridad y beneficencia y cuáles eran las costumbres populares y religiosas y la moralidad pública en un pequeño pueblo castellano.

Otro capítulo se centra en el desenvolvimiento de la religiosidad y el control eclesiástico a través del visitador, que solía ser el Obispo de Ávila, durante estos cuatro siglos de estudio.

Se continua con las Memorias, Capellanías y Obras Pías que hubo en el pueblo durante este tiempo y un pormenorizado estudio de todas las cofradías que ha habido en esta población desde el siglo XVI al XX, desvelando las actividades benéficas que desarrollaban, su organización financiera, cultos, procesiones, cargos directivos

Todo ello está acompañado de una amplia galería fotográfica y de un anexo documental en el que se reproducen y también transcriben los
documentos más significativos que acreditan y complementan este amplio periodo histórico que abarca el contenido de la obra, fruto del proyecto de investigación que durante varios años han desplegado los autores.

Contador