Actualizado 30/05/2008 13:35 CET

Una mujer denuncia a un policía local de León por una presunta agresión a su hijo

LEÓN, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El juzgado de Instrucción número 4 de León instruye las diligencias abiertas como consecuencia de la denuncia presentada en la Comisaría de León por una vecina de la capital que aseguró que un agente de la Policía Local agredió a su hijo de trece años, en el transcurso de un interrogatorio desarrollado en un centro educativo de secundaria de la capital para tratar de esclarecer una pelea acaecida el día anterior, según la información publicada hoy en el Diario de León y recogida por Europa Press.

Según la versión de la madre de la víctima, los hechos tuvieron lugar el pasado viernes 16 de mayo, cuando los agentes se presentaron en el centro docente, requeridos por la dirección para esclarecer lo ocurrido en una pelea que había tenido lugar a las puertas del instituto el día anterior.

Tras la fase de reconocimiento de los implicados en la pelea y de algunos testigos, solicitaron a dos niños de trece años y a una adolescente de unos dieciséis que les acompañasen a una dependencia del centro para realizarles algunas preguntas.

Una vez en el interior de la sala, los jóvenes se quedaron en solitario con los agentes, sin ningún adulto más que les acompañase y al tratar de tomar los datos de la filiación, la presunta víctima de la agresión, inquirió a uno de los agentes: "¿Y tú, para qué quieres que te diga dónde vivo?", momento en el que, según la versión de la madre de la víctima, el policía le propinó una bofetada a resultas de la cual le produjo un pequeño corte en el labio.

La denunciante recalcó que, tras la agresión, el policía agarró del cuello al interfecto y posteriormente sacó su porra, momento en el que el otro agente intervino para exigirle que se calmase y que guardara la compostura.

Según las mismas fuentes, instantes después, entró en la sala el jefe de estudios, que no llegó a tiempo de presenciar lo ocurrido pero se sorprendió al ver que el joven había estado llorando y preguntó si había ocurrido algo, aunque restó importancia posteriormente al tema.

El hijo de la denunciante telefoneó a su madre para contarle lo ocurrido momentos después de que los policías abandonasen el instituto y a instancias de padres de otros alumnos, decidió presentar la denuncia al día siguiente en la Policía Local y en la Comisaría.

El asunto sigue los trámites judiciales de rigor y según señaló la madre, su intención no es "sacar dinero". "No vamos a pedir indemnización, sólo quiero que no pase más", precisó.