El Plan de Inserción Socio-Laboral logra en dos años más de 27.500 contrataciones

Presentación del Plan de Inserción Socio-Laboral
EUROPA PRESS
Publicado 19/10/2018 14:12:05CET

   Llega a cerca de 200.000 personas vulnerables con un presupuesto de casi 168 millones, un 11,78% más de lo previsto inicialmente

   VALLADOLID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Plan de Inserción Socio-Laboral de Castilla y León 2016-2020 ha permitido en los dos primeros años más de 27.500 contrataciones y ha supuesto la realización de 31.000 acciones formativas en las que han participado cerca de 200.000 personas.

   La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha presentado la evaluación intermedia de este Plan, que contempla 129 acciones y para el que se ha incrementado el presupuesto previsto para su desarrollo en este periodo en un 11,78 por ciento, ya que se ha pasado de los 150,2 millones previstos inicialmente a casi 168 (17,6 más) de los 369,4 millones presupuestados para los cuatro años.

   La consejera ha recordado que el Plan, con la implicación del Diálogo Social, entidades del Tercer Sector, corporaciones locales y empresas busca la empleabilidad y el acceso al mercado laboral de las personas más vulnerables y su permanencia en el mismo.

   García ha asegurado que los resultados durante estos dos primeros años han sido "bastante positivos" y "razonablemente buenos" y ha vinculado estos resultados también a la reducción de la pobreza en la Comunidad, con una tasa AROPE que ha disminuido 5 puntos, el mayor descenso de España.

   Entre los aspectos más "relevantes" la consejera ha destacado que se han superado las previsiones iniciales, ya que ha hecho posible que 196.910 personas en situación de riesgo o de exclusión social hayan participado en sus diferentes acciones.

   Asimismo, ha señalado que en los dos primeros años el Plan ha destinado, por un lado, el 58 por ciento de sus recursos a crear o mantener el empleo de las personas más vulnerables, lo que ha permitido la realización de 27.509 contrataciones incentivadas por la Administración (de las que 15.692 corresponden a 2017, un 33 por ciento más que en 2016).

   Por otra parte, el 42 por ciento restante lo ha destinado a mejorar la capacitación y formación de estas personas para acceder a un empleo, a través de las 31.207 acciones formativas desarrolladas en las que han participado 169.401 personas.

   Todo ello ha supuesto que se haya tenido que incrementar el presupuesto previsto para el Plan, que tiene cuatro ejes de actuación centrados en mejorar la empleabilidad de las personas más vulnerables a través de la formación; el acceso al empleo y el mantenimiento del mismo; y otros dos de carácter instrumental para mejorar la intervención social y lograr un cambio social en la percepción de la inclusión social.