Actualizado 16/12/2021 13:14 CET

El Plan de Inversiones Sociales Prioritarias hasta 2025 consigna 1.029 millones, un 41,4% más de lo previsto

El consejero de Economíoa y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo.
El consejero de Economíoa y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo. - EP.

VALLADOLID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Inversiones Sociales Prioritarias dirigido a la protección de los castellanos y leoneses para el periodo 2021-2025 consigna finalmente un total de 1.029.213.301 euros para actuaciones en sanidad, educación y servicios sociales, un 41,4 por ciento más de los 728 recogidos inicialmente en el Pacto para la Recuperación Económica suscrito en junio de 2017 entre el Ejecutivo y los portavoces de los grupos parlamentarios.

Dicha herramienta, con 301.162.078 euros a mayores de la dotación inicial prevista, ha sido aprobada este jueves en sesión del Consejo de Gobierno, tal y como ha explicado al término del mismo el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, quien ha subrayado que la cuantía destinada a inversiones sociales prioritarias supera ampliamente la asignación inicial con el objetivo de apoyar el bienestar público y la solidez económica de la Comunidad a largo plazo, garantizar el acceso de la población a la educación, la salud y la atención de colectivos en situación de riesgo de exclusión social, así como reducir el impacto del COVID-19.

El plan, ha incidido el consejero, en declaraciones recogidas por Europa Press, es fruto de una "colaboración intensa" coordinada entre las consejerías de Sanidad, Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades en aras a lograr un "objetivo prioritario, como es contar con los mejores medios técnicos para la prestación de servicios esenciales", algo, ha aseverado, en lo que inciden las infraestructuras, "a pesar de que en algunos momentos no se ponga en valor tal circunstancia".

El Plan de Inversiones Sociales Prioritarias tiene como objetivos la reducción del impacto de la crisis causada por el COVID-19, apoyar el bienestar público y la solidez económica de la Comunidad a largo plazo y garantizar el acceso de toda la población a servicios como la educación, la salud, y la atención específica de colectivos en situación de riesgo de exclusión social.

El plan se dirige a tres grandes áreas, la Sanidad, que acapara la mayor inversión prevista, 625 millones, el 61 por ciento del total,
de los cuales se dirigirán a Atención Primaria 107,8 millones de euros; a inversiones destinadas a Atención Hospitalaria 459,3 millones; y por último, inversiones en Tecnologías de la Información y Comunicaciones en el área sanitaria más de 57,8 millones de euros.

Las inversiones se destinan a nuevas actuaciones en infraestructuras sanitarias en función de la adaptación a las nuevas necesidades asistenciales, de la cartera de servicios sanitarios y a la antigüedad y estado de conservación de los edificios. Asimismo, se prevé incrementar la adquisición de equipamiento asistencial en centros de salud, hospitales y complejos asistenciales y mejorar las infraestructuras soporte de las tecnologías de la información y la comunicación.

Para Educación, la segunda en cuantía, con 247 millones (el 24 por ciento), las inversiones previstas en esta área para el citado periodo ascienden hasta los 246,8 millones de euros, la enseñanza no universitaria recibirá 195,7 millones y más de 51 millones las enseñanzas universitarias.

En el primer sector, el de la enseñanza no universitaria, las inversiones se destinan a obra nueva y ampliaciones de centros en función de las necesidades de escolarización; a actuaciones en reparación, mantenimiento y sustitución; y a equipamientos en centros existentes y nuevos para actuaciones en Formación Profesional, para garantizar una educación de calidad.

Por su parte, en la enseñanza universitaria se prevé mantener y rehabilitar infraestructuras y equipamiento de las universidades públicas; invertir en eficiencia energética y la sostenibilidad; renovar el equipamiento docente e investigador; apostar por el desarrollo y adaptación de centros de I+D; así como atender actuaciones en infraestructuras destinadas a la docencia y a la investigación a través del Programa Plurianual de Inversiones.

En cuanto al área de Familia, el plan contempla una inversión global hasta 2025 de un total de 157,3 millones de euros, el 15 por ciento de los 1.029 millones. Esta inversión se destinará a centros de personas mayores con 132,8 millones de euros; 11,9 millones a centros de personas con discapacidad; 8,6 millones a centros de menores; y 3,8 millones a escuelas de educación infantil e instalaciones juveniles.

En concreto, se invertirá en la creación o ampliación de unidades de convivencia en los centros de la Gerencia de Servicios Sociales, mejorar las infraestructuras e instalaciones de los centros de mayores, así como el equipamiento de las residencias de personas mayores y de los centros de día de personas mayores.

También se actuará en centros de personas con discapacidad, y en centros de menores e instalaciones juveniles para mejorar la calidad de vida de sus usuarios, mediante la creación de espacios adecuados que favorezcan su desarrollo, empleabilidad e incorporación a la sociedad.

Para leer más