Podemos lamenta no haber cerrado las negociaciones para lograr una confluencia "amplia, plural y heterogénea"

Publicado 19/01/2019 12:23:15CET

VALLADOLID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha lamentado que todavía no se haya cerrado la confluencia con Izquierda Unida-Equo de cara a las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo, pero asegura que seguirá trabajando "hasta el último segundo" por articular una candidatura "amplia, plural y heterogénea".

Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, momentos antes de participar en la jornada de la Escuela de
Formación que la formación está celebrando en el Centro Cívico Juan de Austria de Valladolid.

Fernández admite que, aunque le gustaría tenerla ya "configurada", están preparados para "cualquier coyuntura". "En Castilla y León estamos en un momento histórico para lograr un Gobierno distinto al del PP para favorecer un cambio copernicano a las políticas que se hacen estea Comunidad para que las personas sean lo primero", ha señalado.

Fernández no habla de plazos y asume el "error" que cometió de decir en su día que en diciembre estarían "cerradas" las negociaciones, si bien ha incidido en que lo ideal sería tenerlas "resueltas" ya.

En cuanto a la jornada, el líder de Podemos señala que tiene un "evidente tinte municipalista" en un momento que supone "una ventana de oportunidad" para propiciar el "cambio de rumbo político en esta comunidad".

"Frente a la tónica general del bipartidismo de deformar la política, nosotros queremos formar y prepararnos y estamos convencidos de que nuestros políticos van a ser capaces de liderar este cambio en las próximas elecciones" ha señalado para indicar que en esta jornada se entregará una guía a todos los candidatos para que estén "preparados" a la hora de "ejercer" su labor en las instituciones.

Fernández ve a Podemos como la "principal" herramienta de cambio político en esta Comunidad y por eso, entiende, que deben "estar a la altura" y eso se logra "con formación" a través de un jornada con políticas orientadas a la "remunicipalización" de servicios, "hacer las ciudades más amables y humanas" y conseguir que los municipios de Castilla y León sean capaces de "fijar población" y "ofrecer oportunidades" a las personas que quieren establecerse en ellas para que "esta tierra tenga futuro".