Actualizado 23/09/2015 17:43 CET

La policía descubre en Salamanca una plantación de marihuana al acceder a una vivienda para auxiliar a su dueña

SALAMANCA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Salamanca a una mujer de 40 años que se encontraba en estado de embriaguez y que pidió ayuda a los agentes para entrar en su casa, donde descubrieron una plantación de marihuana, además de hachís preparado para la venta.

La detención fue practicada en un piso de la calle Valencia de Salamanca, sobre las 05.30 horas del martes, como presunta autora de un delito contra la salud pública, por tenencia de sustancias estupefacientes destinadas al tráfico ilícito.

La detención se produjo después de que un joven informara a unos agentes que se encontraban en la zona de que acababa de ayudar a una mujer, que se encontraba en estado de embriaguez, a entrar en el portal de su domicilio, según informan fuentes policiales..

En ese momento, cuando hablaban con él, los policías escucharon fuertes gritos de mujer y golpes en el interior del bloque, por lo que accedieron al portal, y en el rellano de la tercera planta encontraron a una mujer con "evidentes síntomas de intoxicación etílica" y con "un fuerte golpe en la cabeza" como consecuencia de una caída.

Entonces, les dijo que se había equivocado y que había pretendido acceder a una vivienda en la planta donde se encontraba, cuando realmente vivía un piso más arriba. Al tener incluso "dificultades para caminar", los agentes le ayudaron a abrir la puerta y entrar en su domicilio.

Fue en ese instante cuando descubrieron que dentro había "un fuerte olor a marihuana" y vieron que en la terraza de la vivienda había varias plantas de 'cannabis sativa', escondidas por planchas de cañizo para evitar ser vistas por los vecinos.

Ante la evidencia de la comisión de un ilícito penal de tráfico de sustancias estupefacientes, los agentes procedieron a su detención y traslado a dependencias de la calle Jardines, tras recibir asistencia médica.

Los agentes permanecieron custodiando la vivienda donde, una vez autorizado judicialmente, se efectuó un registro que dio como resultado la intervención de 1.324 gramos de hachís, en 12 placas y 13 bellotas, 44,5 gramos de marihuana en botes, 11 plantas grandes de 'cannabis sativa' y otra más colgada para el secado.