Publicado 24/10/2017 18:49CET

PP advierte de la existencia de numerosos documentos aún no facilitados que condicionan la investigación sobre la SVAV

Cifra en una veintena las interrogantes a despejar, entre ellas la razón
última por la que se abandonó el soterramiento

VALLADOLID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento considera que existen numerosos documentos e información que aún no han sido facilitados que condicionan la Comisión de Investigación sobre la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV), entre ellas la razón última por la que se desechó el soterramiento y se optó por la llegada en superficie, mediante túneles y pasarelas.

Es el planteamiento que el grupo que preside José Antonio Martínez Bermejo ha trasladado a la referida comisión sobre los hechos objeto de análisis, en la que se propone además la comparecencia de una serie de personas que hasta ahora ningún grupo había planteado, en concreto de María Dolores Sánchez Moreno, directora Económica de la SVAV; Juan José Enriquez Martínez, rquitecto de la sociedad, y Olga Gil Usano, airectora administrativa de la misma entidad, integrada por Junta, Ayuntamiento y el Grupo Fomento.

Con carácter previo, en su escrito los 'populares' hacen un relato de los hechos que circunscriben en tres periodos distintos, el primero de ellos con el PSOE, a través del gobierno de España, en la Presidencia de la SVAV, desde el convenio suscrito el 6 de noviembre de 2002 y hasta 2009 en el que se se adoptaron importantes decisiones para el cumplimiento del citado acuerdo, "algunas de ellas que o bien ralentizan el proceso o lo encarecen en su presupuesto inicial".

EL PSOE AL FRENTE DE LA SVAV ENTRE 2002 Y 2012

El segundo periodo lo contextualizan en la crisis financiera de 2010 y hasta mediados de 2015, con decisiones delicadas de financiación de la SVAV, fundamentalmente entre 2010 y 2011, "que marcarán de forma esencial el futuro del proyecto. La presidencia, recuerdan la ostentó el PSOE hasta 2012, en que la misma pasa a desempeñarla el PP.

Y una tercera fase, desde mediados de 2015 hasta el momento presente, también con protagonismo socialista junto con Valladolid Toma la Plabra, "con el apoyo inestimable de Sí Se Puede", donde se produce el abandono del proyecto de soterramiento y su sustitución por túneles y pasarelas, denominado de "integración en superficie".

Además de distinguir claramente estos tres periodos, el PP considera muy importante resolver casi una veintena de cuestiones, fundamentalmente la razón última de por qué el tren de Alta Velocidad no llegó soterrado en lugar de en superficie, "hecho que hubiese evitado muchos de los problemas de la actuación de la sociedad"; por qué ADIF tenía que suplementar el coste de los proyectos y obras que se le encargaban, generando un importante desfase económico a la Sociedad, al imputar incrementos de porcentajes entre 2,5 y 5%, o los motivos reales para que la SVAV tenía que hacer frente al equipamiento de los Talleres, y no sólo a la obra civil que figura en el Convenio de 2002, "lo que lleva al incremento de coste considerable que anunció el presidente Víctor Morlán (PSOE), pasando de 84 a 244 millones de euros".

Otras incógnitas que enumera son el motivo por el que hubo que contratar un crédito en tan perjudiciales condiciones en el año 2011 y si no hubo otras posibilidades menos gravosas para la Sociedad; por qué y por cuánto tiempo estuvieron las obras de la Ronda Exterior paradas en los años 2010 y 2011; razones de ceses y dimisiones de directores generales de la SVAV y los motivos del nombramiento de políticos para dirigir la misma, así como cuáles fueron las propuestas de modificación del Plan Rogers, formuladas por ADIF y aceptadas por la sociedad.

No consta, apuntan los 'populares', por qué se produjeron los modificados y revisiones de precios de algunas de las obras de la sociedad, ni tampoco los motivos reales para qué se aceptase el trazado de la Ronda exterior por donde proponía el Ministerio de Fomento del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, "que supuso tener que hacer dos túneles para la vía en el barrio del Pinar de Antequera y en el Polígono de San Cristóbal, con un sobrecoste cercano a los 82 millones de euros".

El PP también pone la lupa en las razones por las que ese sobrecoste anterior, por coherencia, no lo pagó íntegramente el Ministerio de Fomento, a la vez que advierte de que tampoco constan todas y cada una de las facturas y certificaciones de obras pagadas por la SVAV desde su inicio hasta ahora, ni si se cumplieron todos los trámites legales en los aplazamientos y novaciones de los contratos de créditos de la SVAV, como tampoco hay constancia de cuál es el coste real y efectivo del proyecto convenido en 2002, es decir, el soterramiento, en la fecha de 16 de febrero de 2016.

Entre las numerosas cuestiones que el PP demanda despejar figuran igualmente por qué el Ayuntamiento no ha defendido con más intensidad el proyecto de soterramiento, cuál es el motivo para que el Consistorio y la Junta tengan que pagar importantes cantidades de dinero para la construcción de infraestructuras ferroviarias como túneles y pasarelas o si es legal que el convenio que sustituya al Convenio de 2002 pueda comprometer el resultado de un PGOU, "ignorando la autonomía local al respecto".

El PP municipal considera que éstos son las principales interrogantes que deben aclararse en la Comisión de Investigación y para ello será preciso que se complete la información que se dispone y se acuda a la convocatoria de comparecencias de técnicos y políticos.

Finalmente, los 'populares' confían en que en la próxima reunión de la Comisión de Investigación se pueda alcanzar un acuerdo de consenso de primer listado de comparecientes y garantizan su colaboración activa para que se produzca dicho consenso.

Para leer más