Profesores de Religión de CyL ganan en el juzgado el cobro de sexenios desde el 1 de agosto de 2015

Publicado 31/05/2018 11:10:43CET
OBISPADO - Archivo

VALLADOLID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales ha obtenido una sentencia favorable en el Juzgado de lo Social de Valladolid que, frente a la Consejería de Educación, reconoce el derecho de los docentes al cobro de atrasos de sexenios desde agosto de 2015.

En esa fecha Apprece inicio el proceso de interposición de demanda de Conflicto Colectivo ante el SERLA, en reclamación del 'Reconocimiento del derecho de los profesores de Religión que prestan servicios en centros públicos de la Comunidad de Castilla y León al devengo y a la retribución del complemento de formación permanente (sexenio)'.

Así, Apprece formuló demanda judicial ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, cuya a sentencia dió la razón a la asociación, por lo que todo el profesorado de Religión cobra el complemento de formación permanente o sexenios.

El colectivo, a través de un comunicado recogido por Europa Press, recuerda que en un primer momento la Junta anunció su negativa a pagar retraso alguno, a pesar de que el fallo decía expresamente que "se pagasen los atrasos que procedan".

Por tal motivo, la asociación interpuso demandas individuales para pedir el cobro de esos atrasos, ante lo cual en octubre la Junta odenó a las direcciones provinciales de Educación que no abonara los atrasos desde el mes siguiente a la presentación de la solicitud-reclamación individual.

Sin embargo, Apprece mantuvo las demandas individuales al considerar que el pago de atrasos se debía de remontar a un año antes de la interposición de la demanda de conflicto colectivo interpuesta, reivindicación ahora atendida por el Juzgado de lo social de Valladolid, que condena a la Consejería de Educación a pagar desde el mes de agosto de 2015 incluido.

Aunque el fallo no es firme, el colectivo espera que la Junta reconsidere su postura en este conflicto colectivo y abone las cantidades reclamadas.

Para leer más