Actualizado 28/06/2010 22:21 CET

La reestructuración de la Fundación Claudio Sánchez Albornoz obliga a suspender los cursos de historiadores de Ávila

ÁVILA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La situación por la que atraviesa la Fundación Claudio Sánchez Albornoz ha obligado a suspender por primera vez después de 25 años los Cursos de Formación para Historiadores que cada verano se celebran en Ávila.

Han sido cerca de 300 alumnos, procedentes de distintos países, los que cada año han participado en estos seminarios, que son unos de los más prestigiosos en el ámbito de la investigación histórica, especialmente los relativos a Paleografía Medieval y Archivística.

Las actividades esperan retomarse el próximo año, según explicó el secretario de la fundación, Francisco Trullén, bisnieto del historiador, que da nombre a la institución, inmersa ahora en un proceso de reestructuración que viene marcado por la deuda acumulada en los últimos años.

"El Patronato se reunió tarde y no ha habido tiempo para organizarlos", manifestó Trullén, quien destacó que el objetivo es "sanear antes la situación económica y continuar después con la actividad, con este u otro formato". "Ahora es el momento de realizar un trabajo interno para buscar una viabilidad y que pueda tener un futuro, y se está analizando la entrada de nuevos miembros en el Patronato", dijo.