Repsol cederá a Auvasa un bus de autogas homologado, combustible que puede acceder a la etiqueta 'ECO'

Representantes municipales y de Repsol ante el autobús de autogas. 17-12-18
EUROPA PRESS
Publicado 17/12/2018 14:27:19CET

La empresa no podía comprar vehículos con este sistema de propulsión desde hace años, algo que será posible con la nueva homologación

VALLADOLID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Repsol y el Ayuntamiento de Valladolid han firmado un convenio este lunes por el cual la compañía energética cederá a Auvasa un autobús propulsado por autogas y homologado de acuerdo a la normativa Euro-6 que estará a prueba a partir de junio de 2019 y permite un descenso notable de las emisiones, por lo que un vehículo con este combustible puede obtener la etiqueta 'ECO' de la Dirección General de Tráfico.

Este nuevo vehículo está equipado con un motor que funciona con autogas y que estará homologado de acuerdo a los parámetros de la última normativa europea al respecto, la Euro-6, algo que hasta ahora no era posible y que impedía que las empresas del sector tuvieran en el mercado autobuses propulsado por este combustible que se usa en Auvasa desde hace 25 años.

Auvasa podrá testar a partir de junio de 2019 el funcionamiento de este autobús "100 por ciento autogas" adaptado a la normativa Euro-6, que Repsol ofrece a la empresa de transporte como una alternativa en el trabajo que, como ha recordado el alcalde, se mantiene para que la flota "sea totalmente limpia en un periodo corto de tiempo".

Así, ha recordado otras opciones como los híbridos que ya circulan por la ciudad desde hace tiempo, así como el futuro uso del Gas Natural Comprimido (GNC) para lo cual se llevan a cabo las obras de instalación de una 'gasinera' en el recinto de las cocheras de Auvasa.

El autogas, ha explicado Óscar Puente, es "muchísimo menos contaminante que el grueso de los vehículos" que hay en la flota actualmente. Por su parte, el director de Desarrollo y Red Abanderada de Repsol, José Luis Montero, ha añadido que este carburante emite "cero partículas", un "60 por ciento menos" de óxidos de nitrógeno y reduce en más del 14 por ciento el CO2, al tiempo que ocasiona menos ruido y, por tanto, menos contaminación acústica.

Como ha recordado Montero, la ciudad de Valladolid es "pionera" en el uso de combustibles con bajas emisiones, ya que los autobuses de Auvasa emplean el autogas desde hace "más de 25 años", de hecho el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, ha precisado que existen unos 100 vehículos en la flota con este tipo de propulsión.

Sin embargo, Auvasa no podía adquirir autobuses de autogas desde hace ya unos años, debido a que por los problemas con la homologación las empresas del sector ya no los producían. Con el nuevo sistema que lleva el vehículo presentado hoy, según el edil Luis Vélez, a partir de los próximos meses se podrían adquirir autobuses homologados a la última normativa para el autogas, y se convertirá en otra opción más para la renovación de la flota.

El prototipo que ha llegado hoy a Valladolid se ha probado ya en ruta y calibrado en conducción hace unos meses en la ciudad. Cuando vuelva a rodar por las calles, permitirá al Ayuntamiento comprobar su eficiencia medioambiental y económica de cara a valorar futuras adquisiciones de autobuses.

El representante de Repsol ha explicado que la tecnología autogas experimenta un "enorme" crecimiento en los últimos tiempos, hasta el punto de que en 2018 se ha multiplicado por cinco el número de vehículos que se han sometido a la transformación para utilizar este combustible.

En España, según Montero, existen ya más de 70.000 vehículos que utilizan autogas, mientras en Valladolid la cifra es de 1.300, lo que representa el 35 por ciento del total existente en Castilla y León, donde se contabilizan unos 3.700.

José Luis Montero ha destacado que el autogas ofrece otras ventajas como una autonomía adecuada, que permite hasta 500 kilómetros sin necesidad de repostar e incluso hasta 1.200 si se instala un dispositivo 'híbrido' de autogas y gasolina. Además, ha subrayado que un vehículo con este combustible obtendría la etiqueta 'ECO' de la DGT, que, en el caso de Madrid, permite circular por la zona restringida del centro incluso con episodios de contaminación atmosférica.