Actualizado 30/06/2021 14:52 CET

Repulsa en CyL tras el último crimen machista en la Comunidad

Concentración de condena ante la Delegación del Gobierno por la última muerte de una mujer en CyL por violencia machista.
Concentración de condena ante la Delegación del Gobierno por la última muerte de una mujer en CyL por violencia machista. - EUROPA PRESS.

   VALLADOLID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Castilla y León ha expresado este miércoles su repulsa tras el último caso de muerte por culpa de la violencia machista en la Comunidad, la mujer apuñalada por su marido la pasada semana en Doñinos (Salamanca) y que falleció el martes en el Complejo Hospitalario de la capital salmantina.

   Convocados por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se han llevado a cabo minutos de silencios a las puertas de ayuntamientos, diputaciones provinciales y subdelegaciones de Gobierno, así como en la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

   A la puerta del Ayuntamiento de Ávila, la Corporación Municipal, con el alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, a la cabeza, se ha celebrado un minuto de silencio con representación de todos los grupos.

   También se ha recordado a la víctima de este último caso de violencia machista ante la Diputación Provincial y la Subdelegación del Gobierno abulenses.

   En Burgos, el minuto de silencio ha estado presidido por la portavoz del equipo de Gobierno local, la socialista Nuria Barrio, y en él han participado concejales de todas las agrupaciones con representación en el Ayuntamiento, con la excepción de Vox. Entre los asistentes al acto, que ha concluido con un sonoro aplauso, desatacaba la presencia de la concejal de Igualdad, Estrella Paredes.

   A las puertas de la Subdelegación del Gobierno en León, el silencio roto por el aplauso final ha recordado a esta última víctima de la violencia machista en la Comunidad. El subdelegado, Faustino Sánchez, ha reconocido que "ya no se sabe como calificar esto" y ha añadido que tanto la Organización Mundial de la Salud como las distintas agencias del Gobierno de España "ya avisaron de un posible rebrote de casos de violencia de género tras la pandemia".

   Acompañado por la concejal de Igualdad del Ayuntamiento de León, Argelia Cabado, entre otras autoridades, Sánchez ha hecho un llamamiento para que "todas las fuerzas políticas se unan en contra de esta lacra" y ha incidido en la presencia "de un partido político que ha roto el consenso y que ha desecho ese acuerdo que permitió en 2017 la firma de un gran Pacto de Estado contra la Violencia de Género".

   Frente al Palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación Provincial, se ha llevado a cabo otra concentración de repulsa con su correspondiente minuto de silencio tras la celebración del pleno ordinario del mes de junio.

CONDENA EN PALENCIA

   En la capital palentina su alcalde, Mario Simón, junto al subdelegado del Gobierno, Ángel D. Miguel, y varios concejales, se ha concentrado delante del Consistorio para reclamar acuerdos que permitan "endurecer las penas" y poner fin a esta "lacra" que está "acabando con la sociedad" de manera "extrema". "Todos juntos tenemos que rechazar estos hechos y que los asesinos se vean solos y arrinconados", ha aseverado el primer edil.

   En Salamanca, en cuya provincia ocurrió el asesinato, se han guardado minutos de silencio a las puertas de distintos organismos, uno de ellos en la Plaza Mayor, donde se ha concentrado, entre otras autoridades, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, antes de participar en la presentación del proyecto empresarial Tebrio, que se instalará en Salamanca.

   Precisamente, este acto estaba programado a las 12.00 horas y se ha retrasado para participar sus asistentes en el minuto de silencio, en el que también han estado presentes el alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, y la subdelegada del Gobierno, Encarnación Pérez.

   Una vez terminado el minuto de silencio en la Plaza Mayor, Fernández Mañueco ha comenzado su intervención ya en el Consistorio recordando a la mujer fallecida y animando a los presentes a "redoblar todos los esfuerzos" en sus distintas competencias "para erradicar la violencia y conseguir cuanto antes, sin escusa posible, que todos los ataques que se producen contra la mujer y contra sus seres queridos, por el mero hecho de ser mujer, queden desde luego desterrados de nuestra sociedad".

   En Segovia, la concentración ha tenido lugar frente a la Subdelegación del Gobierno, donde diversas autoridades entre las que se encontraban la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero; el presidente de la Diputación Provincial, Miguel Ángel de Vicente, o la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, la cual ha recordado que son ya 22 las mujeres a las que la violencia de género les ha arrebatado la vida en España en lo que va de año, tres de ellas en Castilla y León. "Son demasiadas" ha sentenciado.

   Martín ha indicado que en la provincia de Segovia son 189 las mujeres activas en la base de datos VIOGEN, once de ellas calificadas de riesgo alto en atención a la situación "tan grave y delicada que están viviendo".

"UNA SANGRÍA QUE NO CESA"

   En la provincia de Soria, los trabajadores públicos han salido a las 12.00 horas a la puerta de las diferentes administraciones para guardar este minuto de silencio. El subdelegado del Gobierno, Miguel Latorre, ha lamentado tener que llevar a cabo una nueva concentración por esta "sangría que no cesa" y frente a la que "hay que trabajar entre todos para que no vuelva a suceder".

   "Tenemos que seguir en esta lucha toda la sociedad porque nos afecta a todos y no vamos a cesar en el empeño hasta que no vuelva a ocurrir", ha señalado el subdelegado.

   Frente a la sede en Valladolid de la Delegación del Gobierno en la comunidad el delegado, Javier Izquierdo, ha encabezado el acto de condena junto con los consejeros de Economía y Hacienda y de Empleo e Industria, Carlos Fernández Carriedo y Ana Carlota Amigo, respectivamente.

   Concluido el acto, una vez que el medio centenar de los allí concentrados ha guardado un minuto de respetuoso silencio, el máximo responsable del Ejecutivo central en Castilla y León ha expuesto la gravedad de una lacra que, como así ha denunciado públicamente, "la extrema derecha llegada a las instituciones se niega en reconocer, mandando mensajes que rompen el consenso que hasta el momento existía en esta materia".

   También ante las puertas del Palacio de Pimentel, sede de la Diputación de Valladolid, se ha llevado a cabo una concentración para rechazar este último crimen machista, donde el vicepresidente tercero de la institución, Agapito Hernández, ha enfatizado la necesidad de trabajar unidos contra esta lacra y replantearse la forma de actuar contra unos casos que la sociedad "no puede permitir que se repitan continuamente".

   Por último, la concentración en repulsa en Zamora se ha celebrado frente a la Subdelegación del Gobierno, en la plaza de la Constitución, donde una veintena de personas entre políticos y sociedad civil ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de la víctima.

   En el acto ha destacado la asistencia del obispo, Fernando Varela, que ha acompañado a representantes políticos como el subdelegado, Ángel Blanco; el vicepresidente de la Diputación Provincial, Javier Faúndez; la concejal de Seguridad Ciudadana, Concha Rosales, y el diputado nacional del PSOE por Zamora, Antidio Fagúndez.

Para leer más