Satse denuncia ante la Inspección irregularidades de los calendarios laborales de las enfermeras de Área

Publicado 07/09/2018 13:04:33CET

VALLADOLID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería Satse ha presentado denuncia ante la Inspección de Trabajo por los cambios continuados de los calendarios laborales de las enfermeras de Área de Castilla y León, al considerar los mismos "ilegales" y por estar incidiendo negativamente en la salud de estos trabajadores y en la conciliación de su vida personal y laboral.

Satse ha constatado que los calendarios que inicialmente se aprueban y son comunicados a las Juntas de Personal y a las enfermeras, posteriormente sufren tantas modificaciones que la jornada que finalmente realizan estas enfermeras nada tiene que ver con la prevista en dichos calendarios, "lo que es manifiestamente ilegal", tal y como denuncia a través de un comunicado recogido por Europa Press.

El sindicato advuerte de que el 90% de dichos cambios en los calendarios se producen por situaciones previstas y programadas y solo un mínimo porcentaje se debe a situaciones imprevistas como bajas laborales (Incapacidad Temporal). Además, muchos de esos cambios por situaciones que están previstas y que conoce la Administración desde meses atrás se comunican a las enfermeras solo con 24 o 48 horas de antelación.

Asimismo, añade que no se respeta el descanso del fin de semana completo mensual porque estas enfermeras finalizan su trabajo a las 8 de la mañana del sábado y el lunes a las 8 de la mañana reanudan ese trabajo.

Satse censura también el excesivo incremento de horas mensuales que deben hacer estas enfermeras debido a estos cambios. Así, hay meses que en el calendario laboral de una enfermera hay previstas 145 horas mensuales o menos y ese mes llega a hacer más de 300 horas debido a los cambios introducidos y a las jornadas imprevistas.

A su juicio, esta situación afecta muy negativamente a la salud laboral de estas enfermeras, ya que también hay que tener en cuenta que su jornada no es en turno diurno, sino que son jornadas de 24, 17 y 7 horas que incluyen guardias, jornadas de mañana, tarde y noche, lo que añade más penosidad a su trabajo.

"Todo ello está impidiendo que estas enfermeras puedan conciliar su vida laboral con la personal y familiar porque los cambios se les comunican con muy poca antelación y son constantes, siendo obligadas por las diferentes gerencias a estar permanentemente localizadas".

Satse Castilla y León recuerda que ha venido denunciando reiteradamente esta situación ante la Gerencia Regional de Salud sin que esta última haya intervenido para evitar que las distintas gerencias incumplan la legalidad.