Seminci.- Valladolid se vuelca en aplausos con Sofía Loren y Grimaldi, premiados con la Espiga de Honor a su carrera

Actualizado 04/11/2007 0:02:41 CET

Gerardo Olivares dedica su Espiga de Oro a los africanos "que se dejan la vida persiguiendo el sueño de alcanzar Europa"

VALLADOLID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Valladolid se volcó hoy en aplausos con la actriz italiana Sofía Loren y con el productor Alberto Grimaldi, galardonados con sendas Espigas de Honor de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) a su trayectoria profesional.

Tanto los ciudadanos apostados en la calle Angustias, donde se ubica el Teatro Calderón, que tradicionalmente alberga las galas de inauguración y clausura del festival, como el público asistente al evento que pone el broche al certamen, rindieron un cálido homenaje a la actriz italiana y a Grimaldi.

El primero en salir al escenario fue el afamado productor italiano, quien recibió su reconocimiento de manos de la consejera de cultura, María José Salgueiro, y quien por boca de la actriz Carmen San Esteban, presentadora de la gala --Grimaldi padece una afonía severa que no le permite hablar-- agradeció un galardón "significativo y muy especial" para él.

Tras poner de manifiesto el "especial cariño" que profesa a España, país "fundamental" en su trayectoria profesional, el productor de películas como 'El Último Tango en París' agradeció el premio y los días que ha pasado en Valladolid.

A continuación llegó uno de los momentos más esperados de la velada, el protagonizado por la actriz Sofía Loren, quien recibió su Espiga de manos del alcalde de la ciudad y presidente del Patronato de la Seminci, Javier León de la Riva, quien fue recibido con un sonoro pataleo.

Sin discurso preparado para evitar los estragos de la emoción Loren, quien visitó ayer la muestra que sobre el Cid se puede visitar en la catedral de Burgos, reconoció sentirse "muy feliz" con su presencia en el festival y por la posibilidad de recibir un "abrazo" del público.

La actriz italiana, célebre por su personaje de Doña Jimena en 'El Cid' de Anthony Mann, confesó que esta producción le trae al recuerdo muchas cosas, entre ellas su encuentro con el cine americano y el inicio de su "aventura" profesional en este país.

Con un "gran abrazo" y "un gran beso" que sí dio al alcalde se despidió Sofía Loren, del brazo de León de la Riva, del escenario del teatro Calderón aunque, de manera previa a ese momento, resaltó que se siente en España como en su casa debido a su participación en numerosas producciones rodadas en el país y a las similitudes de ambos idiomas.

MINUTOS ANTES EN LA CALLE...

Minutos antes del comienzo de la gala desfilaron por la alfombra roja de entrada al Teatro Calderón, custodiada por miembros de la Policía Municipal vestidos de gala, actores, directores y distintas de personalidades de la ciudad de Valladolid.

Aunque la más aplaudida fue la actriz Sofía Loren, que bajó del coche ataviada con un largo vestido rojo de gasa y volantes, también Alberto Grimaldi, la actriz Silvia Pinal, Rodolfo Sancho, Mari González, Juan Antonio Quintana o Sancho Gracia se llevaron una gran ovación del público vallisoletano que abarrotaba los alrededores del teatro.

Además, también se dieron cita en la gala de clausura de la 52 edición del festival rostros conocidos de la política municipal y regional como la consejeras de Cultura y Agricultura, María José Salgueiro y Silvia Clemente, respectivamente; el presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano; el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva; la concejal de Cultura, Turismo y Comercio, Mercedes Cantalapiedra o el delegado de la Junta en Valladolid, Mariano Gredilla.

Mientras y con la música jazz de la Pixie Dixie Band de fondo, a través de una pantalla gigante instalada en la calle los vecinos de la ciudad no se perdieron ni un detalle de lo que acontecía, primero en la alfombra roja y después durante la gala.

En el interior, desde el patio de butacas, los más madrugadores aprovecharon para tomar fotografías de la actriz italiana Sofía Loren, sentada entre el alcalde de la ciudad y María José Salgueiro en un palco y quien, en vista de la multitud de flashes dirigidos hacia ella, se levantó y saludó a los presentes.

Y YA DURANTE LA GALA...

A ritmo de la banda sonora de 'El último tango en París', los bailarines Carolina y Arturo junto con el saxofonista Álvaro Arribas, rindieron un nuevo tributo a Grimaldi antes de la entrada en escena de la presentadora de la gala, la actriz Carmen San Esteban, quien ataviada con un vestido gris de volantes y cola, dio paso a la entrega del premio Fipresci de la crítica internacional, recogido por el director general de Notro Films, Eduardo Escudero.

Los miembros del jurado de la sección Tiempo de Historia hicieron entrega de los cuatro galardones a sus respectivos ganadores, quienes coincidieron en agradecer al jurado, al festival y a la ciudad el reconocimiento otorgado y resaltaron la importancia del documental a la hora de abordar temas que no tienen cabida en otros medios.

Los actores Juan Antonio Quintana y Mercedes Sampietro entregaron los galardones a Hugo Martín Cuervo y a las codirectoras del largometraje 'Nevando voy', Maitena Muruzábal y Candela Figueira, quienes se despidieron con un "ojalá pudiera seguir nevando toda la vida".

Uno de los momentos más entrañables de la velada llegó de la mano del risueño director del corto francés 'Un bisou pour le monde', Cyril Paris, quien tras asegurar que el premio le va a permitir viajar dos años con este trabajo, invitó a los asistentes a besar a la persona que tenían situada a la derecha.

Por su parte, el director mexicano de 'Si muero lejos de ti', Roberto Canales, agradeció a la Seminci su valentía por "atreverse" a mostrar trabajos de denuncia "profunda" para, minutos después, dar paso a otro de los momentos más aplaudidos por los asistentes, que corearon y palmearon al ganador del premio a la mejor Música, Santi Vega, quien acompañado por la cantante de la melodía de '14 kilómetros' interpretaron dos temas improvisados.

LOS MÁS ESPERADOS

La entrega de premios a la mejor Dirección de Fotografía y el 'Pilar Miró' al Mejor Nuevo Director precedieron a uno de los momentos más esperados de la noche: los galardones a los mejores actor y actriz y las Espigas de Oro y Plata.

Así, el actor español Sancho Gracia recogió el reconocimiento al mejor intérprete, otorgado a Karl Markovics por su papel en la alemana 'Die fälscher', con un 'viva Valladolid' y un recuerdo al Teatro Calderón, mientras que la codirectora de 'Plaza de El Salvador', Joanna Kos-Krauze, lo hizo en nombre de la actriz Jowita Budnik minutos antes de salir de nuevo al escenario para recoger su Espiga de Plata por el mismo trabajo.

Tras saludar al actor español Toni Cantó, quien le hizo entrega del premio, Kos-Krauze bromeó sobre la década de trabajo junto a su marido y sobre el deseo del público para que su carrera profesional se prolongue.

Asimismo, Kos-Krauze agradeció a la Seminci su aceptación de "cine de bajo presupuesto" y "sin distribuidora en España", la cineasta se despidió con un "yo traigo buena suerte" tras invitar a las distribuidoras a hacerse con el trabajo para difundirlo en España.

El último cineasta en aparecer en escena, visiblemente emocionado por haber permanecido más de una hora sentado junto a Sofía Loren, según él mismo reconoció, fue Gerardo Olivares, primer director español en alzarse con la Espiga de Oro del festival, quien recogió su premio de manos de la veterana actriz Silvia Pinal.

En su intervención, Olivares agradeció al jurado internacional el hecho de haber elegido una "película pequeña" sobre un "tema delicado" como es el drama de la inmigración africana a Europa y compartió su premio con todos los ciudadanos del continente vecino que "se han dejado la vida persiguiendo el sueño de alcanzar Europa".