Actualizado 17/12/2016 17:59 CET

Un testigo de asesinato, aparcado en el Museo de la Automoción de Salamanca

Museo de la Automoción de Salamanca
EUROPA PRESS

   SALAMANCA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Museo de Historia de la Automoción de Salamanca (MHAS) exhibe en su colección decenas de coches clásicos y modernos, que van desde los primeros prototipos a motor hasta aquellos que han servido para dar victorias a pilotos de Fórmula 1 como Fernando Alonso.

   Y, en medio de todas esas maravillas del asfalto, descansa un coche rojo brillante, deportivo, biplaza, objeto de deseo para no pocos aficionados al mundo de las cuatro ruedas, pero también un vehículo que esconde una historia tenebrosa.