Trebolle ve "realistas" las acusaciones de Concepción a Punte por el Campus de la Justicia

Trebolle,
EUROPA PRESS.
Actualizado 28/03/2019 13:12:17 CET

VALLADOLID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Audiencia de Valladolid, Feliciano Trebolle, principal defensor del denominado Campus de la Justicia, se ha sumado a las críticas que el presidente del Tribunal Superior de Justicia en Castilla y León vertió este miércoles contra el alcalde, el socialista Óscar Puente, como responsable del retraso en su ejecución, tras advertir de que tales críticas no son duras sino "realistas".

"¡Se trata de mi mayor decepción como presidente de la Audiencia!", así ha resumido Trebolle el sentimiento que le produce ver cómo un proyecto que él comenzó a reivindicar hace ya quince años sigue bloqueado a pesar de que hace cuatro años sólo faltaba la fase de concurso público, cuando entonces el actual equipo de gobierno liderado por Óscar Puente dio una vuelta de tuerca y decidió el cambio de ubicación del barrio de Girón a la Plaza de San Pablo.

Aunque no ve mal el nuevo emplazamiento, al hallarse en pleno centro de la capital, Trebolle se queja amargamente del bloqueo del proyecto, "algo muy necesario para esta ciudad" y cuando además se prevé la creación de nuevos órganos judiciales, como el quinto Juzgado de lo Social en la Plaza del Rosarillo, escenario en el que tan solo queda ya hueco para un nuevo Juzgado de Primera Instancia en la versión de Juzgado de Familia.

ÚLTIMA CIUDAD EN CONTAR CON OFICINA JUDICIAL MODERNA

Esa falta de más espacio, dado que aún no se cuenta con el ansiado Campus de la Justicia, obligará a abrir nuevas sedes y, sobre todo, supondrá, a su juicio, que Valladolid sea una de las últimas ciudades en contar con la Oficina Judicial moderna.

Por ello, el presidente de la Audiencia Provincial, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha hecho un llamamiento para redoblar esfuerzos en la negociación entre la propiedad del colegio El Salvador, inmueble que acogería el Campus de la Justicia, el Sareb y el Ayuntamiento de la capital para evitar una resolución judicial en vía contencioso-administrativa, sobre todo porque contra la misma cabría la interposición de recurso y "el proceso se dilataría aún más".

Trebolle también ha recordado que en los últimos años, dado el bloqueo del proyecto, ha tratado de buscar alternativas como la instalación llevada a cabo del Gabinete del Instituto de Medicina Legal a un inmueble en la calle Doctor Cazalla, mucho más céntrico, si bien urge al Ministerio de Justicia a que agilice la búsqueda de espacio para la Fiscalía y Juzgado de Menores y para dotar al Juzgado de Guardia de instalaciones propias en las que poder ofrecer el mejor servicio a víctimas de violencia de género, por ejemplo.

"Desde la toma de posesión del nuevo Gobierno no tengo noticias de que esto vaya para adelante. Ojalá que esta iniciativa pueda llevarse a cabo pues sería la forma de ir llevando al centro todos los órganos jurisdiccionales, a excepción de los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo, aunque estamos ante meros parches mientras no llegue la Ciudad de la Justicia", ha sentenciado.

CASO DE LA NIÑA SARA

Trebolle enfila los últimos meses de su larga trayectoria profesional, la misma a la que pondrá fin posiblemente con la presidencia del juicio de la niña Sara que sienta a su madre y al novio de ésta como principales responsables de su muerte y que se celebrará a partir del próximo día 25 de abril por el procedimiento de jurado popular.

Al respecto, el magistrado no considera que sea distinto a otros en los que ha juzgado "actos de crueldad importante" en cuanto a los hechos objeto de análisis y, al respecto, no ha aclarado aún si finalmente acordará la celebración a puerta cerrada de parte de las pruebas, sobre todo la pericial forense.

Lo que sí tiene claro es que será uno de sus últimos juicios antes de que cuelgue la toga el próximo día 8 de julio, jubilación que podría haber retrasado hasta 2021 pero que Trebolle, como así ha explicado, ha preferido no retrasar para dedicar la mayor parte de su tiempo a la familia, sus amigos y sus aficiones.

Contador