Actualizado 13/03/2007 19:13 CET

UPA advierte del sacrificio de varios animales por falsos positivos en el saneamiento ganadero en Valladolid

VALLADOLID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los responsables de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Valladolid advirtieron hoy de que dentro de la campaña de saneamiento ganadero en la provincia se están produciendo sacrificios de animales con falsos positivos, sobre todo en lo referente a las pruebas de tuberculosis.

En un comunicado de prensa recogido por Europa Press, esta organización aseguró que se cuenten por cientos las reses que están siendo eliminadas por culpa de falsos positivos en las pruebas previas, "tal y como hemos podido comprobar en los análisis definitivos, una vez que han sido sacrificados los animales en el matadero".

Según sus datos, técnicamente los datos analizados que se están realizando en la presente campaña "enfrentan los resultados obtenidos por métodos indirectos, empleados en las campañas de saneamiento, con los obtenidos por los métodos directos, logrados en los mataderos y en los cultivos de laboratorio".

En este sentido, aseveró la organización agraria, las segundas pruebas descartan en un porcentaje importante la enfermedad, "por lo que el sacrificio en muchos casos está siendo absolutamente inútil, y además muy perjudicial para el ganadero".

"Esta situación que critica UPA es muy grave, si tenemos en cuenta que se están matando animales por reacciones alérgicas pero que en realidad no sufren tuberculosis", lamentó la organización agraria en este comunicado que advirtió de que estas prácticas suponen no sólo el sacrificio de la res supuestamente afectada "sino la inmovilización de toda la explotación durante 45 días, repitiéndose el mismo procedimiento si se confirma la enfermedad".

UPA recordó también que los primeros interesados en tener una cabaña sin ningún problema sanitario son los ganaderos, "que sufren las pérdidas por la eliminación de sus animales, y que tal y como han hecho siempre, siguen cumpliendo y colaborando con los máximos responsables en materia sanitaria de la Junta de Castilla y León". "Sin embargo --continuó UPA en este escrito-- nuestra organización no entiende cómo es posible que las pruebas de campo den positivas y las de matadero y laboratorio negativas".

Por este motivo, UPA exigió que de forma urgente se cambien los métodos empleados hasta la fecha y se realicen contraanálisis oficiales antes de sacrificar a los animales.

Por último, la organización informó de que hace unos días trasladó su "enorme malestar" al consejero de Agricultura y Ganadería, José Valín, y solicitó explicaciones a los responsables de la Administración regional y soluciones "porque consideramos esta denuncia lo suficientemente grave como para adoptar actuaciones concretas y rápidas".