Verónica Casado asegura que no cerrará consultorios y ordenará "zona por zona", sobre todo donde hay problemas

Publicado 05/09/2019 15:04:55CET
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, comparece en las Cortes.
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, comparece en las Cortes.EUROPA PRESS

   Señala como actuaciones concretas las listas de espera, la renovación de las carteras de servicios, la desburocratización de consultas

   VALLADOLID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha asegurado que no cerrará consultorios pero sí ordenarán "zona por zona", sobre todo en las que haya más problemas, para que sean "sólidas" y "bien dotadas" en lugar de mal y muy repartidas para evitar mantener los "parches" y en una solución a largo plazo, para que sirva en los próximos diez o 20 años.

   Verónica Casado se ha expresado así en el marco de su comparecencia en las Cortes de Castilla y León para presentar las líneas de futuro de su departamento, con objetivos principales como la efectividad, la equidad, la eficiencia y la viabilidad del sistema, aunque ha señalado que algunas de las prioridades pasan por una mayor inversión y una transformación y ordenación de lo "urgente".

   A este respecto, ha reiterado que no se van a "cerrar" consultorios y lo que se persigue es una reordenación, que supondrá ir "zona por zona", fundamentalmente allí donde haya más problemas, sin meterse tanto en los lugares que funcionen bien. En concreto, ha explicado que se trata de que las zonas sean "sólidas" porque prefieren unas zonas bien dotadas que otras que lo estén mal y además muy repartidas por el territorio.

   Casado ha recordado que es el día 48 desde su toma de posesión, que no han tenido ni "100 días", y las soluciones que se han puesto en marcha en verano han sido "tipo parche", que no quieren que se prolonguen en el tiempo porque sino serían "indefinidas" sin una solución como la que se persigue, válida para los próximos diez o 20 años.

   La consejera ha enmarcado todo ello en un Plan de Reordenación de la Atención Primaria, que será una prioridad y que suponga una reforma "zona a zona adecuada a sus peculiaridades", teniendo en cuenta el alto nivel de envejecimiento y la preponderancia de las enfermedades crónicas.

Contador