Publicado 29/06/2021 17:08CET

La tasa de dependencia andorrana es de 3,12 trabajadores por cada pensionista

Fachada de las instalaciones de la CASS en Andorra la Vella
Fachada de las instalaciones de la CASS en Andorra la Vella - EOG

Crecen los gastos y se reducen los ingreso de la Caja Andorrana de Seguridad Social

ANDORRA LA VELLA (ANDORRA), 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La tasa de dependencia de Andorra para el mes de marzo era de 3,12 trabajadores por cada pensionista de jubilación, lo que es un 13,1% inferior al marzo del 2020, según ha informado el Consejo de Administración de la Caja Andorrana de Seguridad Social (CASS) en un comunicado este martes.

El Consejo de Administración de la CASS ha aprobado en la reunión celebrada este martes los estados financieros y la liquidación de cuentas del primer trimestre de este 2021.

La media de asalariados ha disminuido durante los tres primeros meses del año un 11,4% y en marzo constaban de alta 39.867 asalariados, a la vez que ha aumentado el número de cotizantes por cuenta propia, que se situaba en 6.940 personas, un 5,3% más que en marzo del año anterior.

El número de asegurados indirectos es de 17.437 personas, según señala el comunicado de la CASS.

La CASS se divide en dos ramas: la general, en la que se incluyen las prestaciones sanitarias y económicas tipo bajas laborales, pensiones de invalidez o de orfandad; y la de jubilación.

En cuanto a los pensionistas de la rama general, estos han disminuido un 2,3% y son 2.673 personas: 2.339 pensionistas de invalidez, 333 de orfandad y una pensión de reversión de ascendentes.

A la rama de jubilación han aumentado los pensionistas, un 4,5% con un total de 14.433 personas: 12.802 pensionistas de jubilación y 7 capitales de jubilación, y 3.235 pensiones de viudez, de las cuales 78 son temporales.

LIQUIDACIÓN DE CUENTAS

En la rama general, los ingresos se han reducido un 7,2% con respecto al primer trimestre del 2020 y han sumado un total de 35,3 millones de euros: 32,1 millones provenientes de las cotizaciones de asalariados y trabajadores por cuenta propia, y 3,2 millones por cotizaciones de las prestaciones económicas de la CASS (pensiones y bajas).

A su vez, los gastos en prestaciones sanitarias y económicas han aumentado un 15,4%: el gasto sanitario ha sumado 27,6 millones este primer trimestre del 2021, un 17,8% más; y las prestaciones económicas han llegado a los 18 millones, lo que es un 12,4% de aumento.

En cuanto a la rama de jubilación, los ingresos por cotizaciones han disminuido un 10,5%, según la nota emitida por la CASS, siendo de 38,5 millones de euros en total: 35,7 millones por cotizaciones de asalariados y trabajadores por cuenta propia, 1,3 millones por cotizaciones de prestaciones económicas de la propia CASS, y 1,5 millones de transferencias del Gobierno.

Las transferencias del Gobierno tienen carácter finalista y se deben destinar a pagar las pensiones no contributivas, que han sumado 1,5 millones entre enero y marzo del 2021, un 13,4% más que un año antes.

Las pensiones de jubilación contributivas han tenido un coste de 28,4 millones para la CASS, lo que es un 8% más que en el mismo período del 2020.

Contador

Para leer más