Barcelona formará a 125 responsables de centros deportivos y de ocio para prevenir abusos a menores

Mesa Interinstitucional para la prevención del Abuso Sexual Infantil
EUROPA PRESS
Publicado 08/01/2019 10:40:49CET

BARCELONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona formará durante el primer trimestre de este año a 125 responsables de equipamientos de centros deportivos y de ocio para prevenir los abusos sexuales y el maltrato a menores, además de introducir mejoras arquitectónicas en estos espacios para mejorar la privacidad.

En declaraciones a la prensa este martes antes de la celebración de la Mesa Interinstitucional para la prevención del Abuso Sexual Infantil, la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha explicado que se revisarán los Centros Deportivos Municipales, los Casales infantiles, las ludotecas y los Centros Abiertos.

Asimismo, se revisarán e incrementarán las medidas de protección de las bibliotecas del Consorcio de Bibliotecas de Barcelona, los Centros Cívicos, los Casales de Barrio y los equipamientos juveniles --Puntos de Información Juvenil, Casales de Jóvenes y Espacios Jóvenes--.

Durante 2018, el consistorio ya formó a cerca de 50 profesionales de equipamientos para que conocieran los protocolos para prevenir en casos de abuso y maltrato, así como para dar la atención necesaria si se produce algún caso, que sumados a los 125 que se formarán este 2019 llegarán a los 175 profesionales.

Ortiz ha afirmado que cada equipamiento deberá contar con un Delegado de Protección, tal como indica el nuevo protocolo marco de Actuaciones contra el Maltrato a Niños y Adolescentes de Catalunya, y ha añadido que también se impartirá un plan de formación dirigido a técnicos municipales que se iniciará este 2019.

EQUIPAMIENTOS MÁS SEGUROS

El comisionado de Educación de Barcelona, Miquel Àngel Essomba, ha dicho que el objetivo es conseguir que estos equipamientos sean más seguros y que sus profesionales sean capaces de reaccionar ante cualquier tipo de maltrato y abuso hacia niños u adolescentes.

También se valorará realizar modificaciones en equipamientos, desde pequeños cambios arquitectónicos y de espacios, hasta la instalación de cámaras en pasillos y, si es necesario, habilitar espacios de recogida y despedida, y contar con personal específico de atención a menores en los vestuarios.

Essomba ha dicho que se redactarán protocolos concretos para que los responsables de los equipamientos sepan los pasos que deben seguir en caso de situaciones abusivas en estas instalaciones, y, además, se crearán códigos éticos de conducta para las personas que trabajan con niños.

Contador

Barcelona Economies



A LA XARXA