Barcelona inicia el derribo del Mercat de Sant Andreu para renovarlo de forma integral

Agustí Colom y Laia Ortiz
EUROPA PRESS
Publicado 26/09/2018 14:34:56CET

   BARCELONA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Instituto Municipal de Mercados de Barcelona (IMMB), iniciará este jueves los primeros trabajos para derribar el antiguo mercado de Sant Andreu con el objetivo de dar paso a las obras de construcción de un nuevo edificio.

   En una rueda de prensa este miércoles, el concejal de Mercados, Agustín Colom, y la concejal de Sant Andreu, Laia Ortiz, han explicado que los trabajos de derribo del mercado se dividirán en dos partes: las primeras actuaciones se centran en limpiar y vaciar los locales de ventas, mientras que después se desmontarán y derrumbarán los elementos interiores del mercado, que terminarán con la deconstrucción del edificio.

   La actuación tendrá una duración de seis meses y cuenta con un presupuesto de 274.866 euros, y el futuro edificio prevé mejorar la integración con el entorno en la plaza del Mercadal con una estructura transparente de cristal en los muros perimetrales del edificio para facilitar la conexión entre el interior y el exterior.

   Colom ha explicado que el Ayuntamiento prevé que las obras de construcción del nuevo edificio se inicien en mayo de 2019, y ha detallado que el consistorio trabaja con una fecha de apertura que podría ser en noviembre de 2020: "Hemos tratado de hacer una planificación lo más realista posible".

   Actualmente, el mercado provisional funciona a "pleno rendimiento" en un módulo situado en la calle Sant Adrià, entre las calles Segre y d'Otger, y aloja 18 comerciantes de alimentos y seis no alimentarios, y que estará operativo hasta que finalicen las obras del nuevo mercado.

   El volumen del nuevo edificio se verá rebajado, de forma que el impacto visual, tanto a pie de calle como a nivel de los edificios colindantes, será más "amable", además de que una gran parte del perímetro del mercado será de cristal, lo que le dará una gran transparencia visual.

DOS PLANTAS

   El edificio del mercado estará formado por dos plantas: la planta baja, que tendrá 1.240 metros cuadrados y 18 comercios de producto fresco, mientras que el sótano, de 1.218 metros cuadrados, acogerá espacios de logística del mercado como almacenes y cámaras frigoríficas.

   Además, se habilitará el 'Local de Ventas' en la parte perimetral del edificio con una planta baja de 370 metros cuadrados con espacio para cinco comercios no alimentarios, y las plantas uno y dos, de 140 metros cuadrados cada una, que se destinarán a oficinas y sala de actos.

   Ortiz ha explicado que el Ayuntamiento impulsará actividades de dinamización en la plaza del Mercadal con la voluntad de atraer a los vecinos a la zona durante las obras de remodelación, entre las que se encuentran un taller sobre nutrición y alimentación saludable, juegos gigantes de madera para niños y adultos, y un taller dirigido a niños y niñas de juegos simbólicos para que miren y compren.

Barcelona Economies



A LA XARXA