235 jóvenes migrados solos participan en deporte inclusivo de la Fundació Barça

Publicado 05/04/2019 14:16:24CET
253 Jóvenes Migrados Solos Participan En Deporte Inclusivo De La Fundació Barça
GENERALITAT

BARCELONA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un total de 235 jóvenes que han migrado solos --conocidos como Mena-- tutelados por la Generalitat participan en las actividades de deporte inclusivo de la Fundació Barça en el proyecto 'FutbolNet', que usa el fútbol y la actividad física como herramientas de reflexión y fomenta nuevos vínculos con la sociedad de acogida, que también participa.

Los jóvenes que participan están en 16 centros de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia), ha explicado en un comunicado este viernes la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias del Govern, que colabora en el proyecto.

La Fundació Barça, en otro comunicado, ha cifrado en 320 los participantes totales del proyecto, que crea equipos educativos mixtos, con un educador de la fundación y uno de la entidad que gestiona el centro de acogida, y busca facilitar la adquisición y el desarrollo de competencias socioemocionales para prevenir situaciones y conductas de riesgo.

Utilizando el deporte como agente de cambio para mejorar la vida de niños y jóvenes en situaciones vulnerables, también trata de trabajar por la inclusión social, la igualdad de oportunidades y contribuir a la desestigmatización del colectivo.

Se hacen estas actividades en las localidades de Reus, Deltebre (Tarragona), Vilanova i la Geltrú, Puig-reig, Vilanova del Vallès, Vic, Vallvidrera, Gironella, Vilafranca del Penedès, Badalona, Sant Feliu de Llobregat, Sabadell, Llavaneres, Canyamars, Piera y Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona).

LILIAN THURAM

La semana pasada, el exjugador del Barça Lilian Thuram visitó al grupo de Sant Feliu de Llobregat, donde los jóvenes compartieron juegos, conversación y fotografías con el futbolista, "conocido por su compromiso social y discurso contra el racismo", y que ha creado una fundación con su nombre.

El proyecto propone una sesión semanal de dos horas en instalaciones deportivas preferentemente integradas en un núcleo urbano y donde se relacionen con otros jóvenes, favoreciendo que se construyan vínculos con la sociedad de acogida, y están implicados unos 40 educadores.