(Ampliación) El 66,4% de los catalanes están insatisfechos por la coyuntura política, tres puntos más que en enero

Actualizado 23/05/2008 16:41:49 CET

El director del CEO atribuye el índice a la percepción ciudadana de que la situación económica va a peor

BARCELONA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El 66,4% de los catalanes están insatisfechos por la coyuntura política, tres puntos más que en enero, según el barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat, hecho público hoy.

El número de catalanes insatisfechos coyunturalmente no ha parado de crecer en pocos meses, algo que el director del CEO, Gabriel Colomé, atribuyó "sobre todo a los datos económicos", ya que sube el número de encuestados que ven la situación económica actual como mala o muy mala y creen que es peor que hace un año.

En octubre de 2007, el 50,8% de los encuestados se declaraban insatisfechos por la coyuntura política, porcentaje que en el barómetro de noviembre se situó en el 58,5%, en el de enero en 63,7%, y al 66,4% de abril.

IMPACTO DE LA SITUACIÓN ECONÓMICA.

El número de encuestados que creen que la situación económica de Catalunya es mala o muy mala no ha parado de crecer desde verano de 2007. Así, el 43% de los encuestados afirman que la situación es mala o muy mala, frente al 22,7% que la ven 'regular' y el 33,1% que la ven buena o muy buena.

En cambio, en julio de 2007 los entrevistados que percebían negativamente la situación económica eran el 21,3%, dato que en octubre se situó en el 26,8%, en diciembre en el 31,5%, y en enero en el 35,7%.

Al ser preguntados sobre cómo es la situación económica en relación a hace un año, el 58,8% dicen que ha ido a peor, el doble de los que optaron por esta respuesta en diciembre.

LA MAYORÍA VEN MAL LA SITUACIÓN POLÍTICA.

El 42,8% de los sondeados dicen que la situación política de Catalunya es mala o muy mala. Pese a esta elevada cifra, la encuesta del CEO pone de manifiesto que, en relación a principios de año, el número de encuestados que ven así la política catalana se ha reducido.

Así, en enero de 2008, antes de las elecciones generales, el 47,9% de los entrevistados decían que la situación política catalana era mala o muy mala, el porcentaje más alto registrado desde octubre de 2004 por los barómetros del CEO.

El 24,2% de los encuestados, 2,6 puntos menos que en enero de 2008, dicen que la situación política catalana en el último año ha empeorado. Por contra, sólo el 10,5% de ellos creen que ha mejorado.

En cuanto al índice de confianza en los políticos del cero al 10, éste se sitúa en un aprobado justo, 5,1 puntos, dos décimas más que en enero, cuando era del 4,89. Se trata de la puntuación más elevada que registran los políticos catalanes desde octubre de 2006.

LOS ELECTORES DE ICV-EUiA, LOS MÁS SATISFECHOS.

Los electores que optaron por ICV-EUiA en las elecciones generales son los que están más satisfechos con la situación política catalana tanto a nivel coyuntural como estructural. Dicen que lo están el 20,1% de ellos, frente al 4,9% de los que votaron el PP y el 8,8% de los que optaron por CiU.

Así, los que votaron en las generales a uno de los tres partidos de izquierdas que gobiernan en coalición la Generalitat son los que están más satisfechos. El 15% de los que optaron por el PSC lo están tanto coyuntural como estructuralmente, y el 10,4% de los de ERC.