La Audiencia de Barcelona constató la "seriedad" del propósito del tirador de matar a Sánchez

Publicado 08/11/2018 15:35:48CET

La defensa pidió la libertad provisional enmarcando sus manifestaciones al "contexto" político catalán

BARCELONA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sección 10 de la Audiencia de Barcelona confirmó el 6 de noviembre la prisión preventiva del tirador detenido ante "la seriedad" de su propósito de intentar matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En un auto recogido por Europa Press, el tribunal argumenta que "no le ha cabido duda al instructor de la seriedad del propósito del investigado de llevar a efecto el crimen planeado por él mismo".

Asimismo, tiene en cuenta "el material con el que cuenta para ello, sus habilidades como tirador, lo certero que sería para privar de la vida a su objetivo recabando sólo para asegurar su propósito información sobre el momento y el lugar en que se realizaría".

En este auto, la Audiencia confirma la prisión provisional dictada por el Juzgado de Instrucción 3 de Terrassa (Barcelona), el pasado 4 de octubre, en relación al detenido por presuntamente querer matar al presidente Pedro Sánchez.

De este modo rechaza el recurso de apelación presentado por la defensa de Manuel M.S. que pedía dejarle en libertad provisional porque sus manifestaciones debían interpretarse "en el contexto de la problemática política ocurrida en Catalunya", además de por su arraigo y que tiene a su cargo a su madre y una hermana.

En su escrito, sin embargo, la Audiencia tiene en cuenta el riesgo de fuga, ante la gravedad de los hechos y la pena que conlleva (de unos ocho años de cárcel), que no se ve mitigado por tener domicilio conocido y arraigo familiar y laboral, ya que en algunas de sus comunicaciones interceptadas dijo que podía llevar a cabo el atentado porque "no tenía nada que perder y vivía solo".

La causa está abierta por los delitos de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, delito de amenazas graves , delito de tenencia ilícita y depósito de armas, municiones y explosivos y un delito de odio.

Manuel M.S., de 63 años, fue detenido por los Mossos d'Esquadra el 19 de septiembre tres recibir, unos días antes, una denuncia de una coordinadora local de Vox que explicaba que había expresado en un chat de Whatsapp su voluntad de matar al presidente.

DISPARO A 1.500 METROS

Al registrar su domicilio, los Mossos le incautaron 16 armas de fuego, largas y cortas, algunas de ellas modificadas e ilegales, y munición de guerra.

De hecho, se localizó un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador Skorpion vz. 61, y rifles de precisión, el primero con capacidad de disparar a una distancia de unos 1.500 metros, según fuentes conocedoras.

El hombre, que es vigilante de seguridad, tiene dos licencias y permiso para 13 armas, y era competidor de tiro olímpico, además de que tenía experiencia y capacidad de modificar armas.

Contador