Publicado 04/03/2021 18:02CET

El Ayuntamiento de Barcelona cierra el ejercicio del 2020 con un déficit de 49,2 millones

Archivo - Fachada del Ayuntamiento de Barcelona con un dibujo de un arcoiris mientras la ciudad continúa en la fase cero de la desescalada en la novena semana del estado de alarma decretado por el Gobierno por la pandemia del Covid-19, en Barcelona/Catalu
Archivo - Fachada del Ayuntamiento de Barcelona con un dibujo de un arcoiris mientras la ciudad continúa en la fase cero de la desescalada en la novena semana del estado de alarma decretado por el Gobierno por la pandemia del Covid-19, en Barcelona/Catalu - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

   El pago a proveedores se sitúa en los 22,8 días de media y la deuda asciende a 800 millones

   BARCELONA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Barcelona ha cerrado el ejercicio 2020 con un déficit de 49,2 millones de euros, cifra que previsiblemente aumentará a nivel consolidado con el cierre de las cuentas de las empresas municipales.

   En una rueda de prensa este jueves, el concejal de Presupuesto, Jordi Martí, y la de Hacienda y Régimen Interno, Montserrat Ballarín, han recordado que se trata de un año marcado por la pandemia de la Covid-19 y la creación de un fondo Covid para hacer frente a la situación.

   El ahorro bruto, diferencia entre ingresos y gasto corriente, ha caído y ha sido del 10,3% del presupuesto, con una inversión final de 268,5 millones de euros.

   Según el Gobierno municipal, la liquidación del presupuesto 2020 que se ha firmado estos días constata que el Ayuntamiento "ha continuado haciendo una gestión solvente de los recursos públicos en un año atípico".

   Martí ha dicho que el déficit de 49,2 millones es una cifra menor de la prevista inicialmente debido al mayor volumen de ingresos como la entrada a finales de año de recursos provenientes de la Generalitat y del impuesto de plusvalías.

EJECUCIÓN PRESUPUESTARIA

   También ha contribuido la "mayor inejecución" que otros años, aunque los porcentajes de ejecución, por encima del 96%, "aún están por encima de la mayoría de ayuntamientos y autonomías en un año normal".

   En concreto, la ejecución presupuestaria se cierra con un 96% en los capítulos 2 y 4 (gastos en bienes corrientes y servicios y transferencias corrientes) y un 96,5% de los capítulos 6 y 7 (inversiones reales y transferencias de capitales).

   La deuda se ha mantenido por debajo del 75% de los ingresos corrientes que marca la Ley de Haciendas Locales, se foja en el 30,73% y se cierra con una deuda de 800 millones de euros, mientras que el pago a proveedores baja a 22,8 días de media, por debajo de los 30 días.