Actualizado 08/01/2007 19:16 CET

El Ayuntamiento de Barcelona rechaza celebrar una audiencia pública sobre el futuro de Can Ricart

BARCELONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona descartó hoy la posibilidad de celebrar una audiencia pública para debatir sobre el futuro del recinto fabril de Can Ricart, situado en Poblenou, tras la petición realizada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb).

Can Ricart está afectado por un plan de protección, aprobado el pasado 24 de noviembre por el Ayuntamiento. Sin embargo, el plan municipal sólo preserva una parte del recinto, lo que ha causado el rechazo de los vecinos, agrupados bajo la plataforma 'Salvem Can Ricart'.

Un portavoz del gobierno municipal aseguró hoy a Europa Press que el plan especial de conservación de Can Ricart fue aprobado tras un "procedimiento de participación muy amplio" y que en el mismo se adjuntó un informe sobre dicha participación.

Según el Ayuntamiento, el plan municipal, que ha sufrido diversas modificaciones respecto al proyecto inicial, incluye "suficientes cambios", aunque, "seguramente, no recoge la voluntad y el espíritu del 100% de peticiones vecinales".

La Favb hizo llegar el pasado 5 de enero al Ayuntamiento de Barcelona una petición formal para que convocara una audiencia pública sobre Can Ricart, en la que las entidades vecinales y ciudadanas pudieran realizan sus propuestas, ante la presencia de un representante municipal.

SIMILAR AL DEBATE SOBRE LA ORDENANZA CÍVICA.

El pasado 20 de diciembre, la plataforma 'Salvem Can Ricart', que reúne a las principales asociaciones y entidades de Poblenou en defensa del recinto fabril, ya anunció que trasladaría esta petición, a través de la Favb, para celebrar una audiencia pública.

La Favb había traslado esta petición en nombre de las asociaciones de vecinos de Vil·la Olímpica, Poblenou, Maresme, Paraguay-Perú, Can Ricart y de las entidades plataforma Diagonal-Maresme Besòs, Archivo Histórico de Poblenou y Centro Moral y Cultural de Poblenou.

La petición de convocar la audiencia pública también la apoyaban las cooperativas Bac de Roda y Gregal, las parroquias Santa Maria del Teulat, Sant Francesc d'Asís y Sant Paulí de Nola y la asociación de artistas Hangar, que hasta hace pocas semanas trabajaba en el interior de Can Ricart.

Las asociaciones de Poblenou reclamaban una audiencia similar a la que se celebró hace más de un año, meses antes de aplicarse la ordenanza sobre civismo. El acto, que congregó a decenas de entidades, algunas críticas con la normativa, estuvo presidido por el entonces concejal de Seguridad y Movilidad, Jordi Hereu.