Publicado 22/04/2016 12:18CET

Ayuntamiento, patronales y sindicatos firman un pacto para crear empleo en Esplugues

El acuerdo pone el acento en atender a los colectivos más afectados por el paro

ESPLUGUES DE LLOBREGAT (BARCELONA), 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Esplugues de Llobregat, los sindicatos UGT y CC.OO. y las patronales Pimec y Aeball han firmado un pacto para la reactivación económica y la creación de empleo en el municipio, que incluye más de setenta proyectos con el objetivo de contribuir al progreso social y colaborar en el crecimiento económico.

El acuerdo, para el periodo 2016-2019, se propone trabajar para un crecimiento inteligente, sostenible e inclusivo, que ponga el acento en favorecer el empleo de los colectivos que tienen más dificultades para acceder a un puesto de trabajo.

Entre otras medidas, prevé potenciar la orientación laboral a las personas en paro, llevar a cabo proyectos de inserción laboral de los colectivos con más dificultades y potenciar la cultura emprendedora y la creación de empresas.

El pacto también hace una apuesta por la mejora de los polígonos industriales y por potenciar el sector farmacéutico, con una fuerte implantación en la ciudad, y el sector sociosanitario.

El Pacto para la reactivación económica y la creación de empleo ha sido suscrito este viernes en el edificio municipal Cadí por la alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz; la presidenta de la Asociación Empresarial del Baix Llobregat y L'Hospitalet (Aeball), Rosa Fiol; el presidente de Pimec-Baix Llobregat, Ramón Pons; el secretario general de la UGT del Baix Llobregat, Carlos de Pablo, y el secretario general de CCOO del Baix Llobregat, Toni Mora.

La alcaldesa de Esplugues ha afirmado que el municipio "quiere trabajar por un crecimiento inteligente, atrayendo actividades que tengan valor añadido, y favorecer el empleo en los colectivos con mayores dificultades, para que nadie se quede atrás en la salida de la crisis".

Pilar Díaz ha pedido a las administraciones supramunicipales que lleguen a acuerdos de este tipo a nivel catalán y español para responder a la "dura y difícil situación que vive la ciudadanía".