Publicado 01/07/2022 18:11

El Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs deniega la licencia para el Barcelona Beach Festival

   Alega falta de "documentación imprescindible" e Interior dice que el límite era el 10 de junio

   BARCELONA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) ha denegado la licencia de actividad al Barcelona Beach Festival porque "no cuenta con el informe preceptivo y vinculante" de la Dirección General de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (DGPEIS) de la Generalitat para otorgarla.

   En un comunicado este viernes, el consistorio ha explicado que no puede autorizar la celebración de este evento, que tenía lugar este fin de semana, porque falta "documentación imprescindible" para otorgar la licencia.

   En concreto, ha detallado que la empresa promotora del festival presentó la documentación necesaria para pedir el informe preceptivo y vinculante el 22 de junio, "cuando la ley establece que se debe presentar como máximo 15 días hábiles antes del inicio de la actividad".

   A pesar de eso, el Ayuntamiento hizo la petición del informe a la Generalitat con la voluntad de que pudiera celebrarse, pero finalmente la ha denegado y el consistorio no otorgará la licencia para cumplir con la normativa y garantizar la seguridad.

FALTA DE REVISIÓN EXHAUSTIVA

   Fuentes de Interior han explicado a Europa Press que "el envío a destiempo de la petición de informe dificulta, sino imposibilita, que se lleve a cabo la revisión exhaustiva de toda la documentación" por parte de los técnicos de Bombers.

   Han recordado que el Parlament aprobó la Ley 3/2010, que estableció que se tenía que solicitar a la dirección general competente el informe de prevención en un mínimo de 15 días, y que, en este caso, "el último día de presentación era el 10 de junio".

   Aun así, el servicio de prevención de la DGPEIS ha informado al consistorio que si las condiciones técnicas previstas en la edición actual del festival son las mismas que las consideradas e implantadas en las ediciones anteriores podrían "asumir que se garantizan las condiciones de seguridad en caso de incendio".

   En este sentido, las mismas fuentes han apuntado que correspondería a los servicios técnicos municipales la verificación documental de la coincidencia de todas las medidas de seguridad previstas en la edición actual respecto de las implantadas en las ediciones anteriores.