Publicado 13/01/2022 13:51CET

Barcelona protegerá 3.400 edificios patrimoniales de Gràcia con el nuevo plan urbanístico

Archivo - Una calle de Gràcia de Barcelona. Archivo.
Archivo - Una calle de Gràcia de Barcelona. Archivo. - EUROPA PRESS - Archivo

Reducirá de 158 a 9 las expropiaciones de viviendas previstas

BARCELONA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Gobierno de Barcelona ha tramitado este jueves la aprobación provisional de la Modificación del Plan General (MPGM) para la mejora urbanística del distrito de Gràcia, con el que protegerá 3.400 edificios patrimoniales (un 73% del total) para mantener el tejido urbano tradicional, evitar la sustitución y favorecer la rehabilitación.

La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, y el concejal del distrito de Gràcia, Eloi Badia, han explicado en rueda de prensa que, con este planeamiento, el barrio conservará su identidad y apostará por el patrimonio, las desafectaciones urbanísticas, la vivienda protegida, el comercio y las zonas verdes.

La modificación del plan se suma a la revisión del catálogo patrimonial ya vigente, incorpora cambios respecto a la propuesta inicial a partir de las alegaciones recibidas y del trabajo conjunto con vecinos y entidades, y propone nuevos criterios urbanísticos y de sostenibilidad para preservar la singuralidad de los barrios y garantizar su futuro.

Una de las novedades principales es la reducción del número de viviendas afectadas: de las 158 expropiaciones previstas en el planeamiento vigente, se pasará a nueve, un 94% menos.

Finalmente, no se expropiarán las viviendas del pasaje de Frigola, con lo que se protegerán 16 edificios, un caso similar al de la calle Valldoreix, en la que se protegerán 15 viviendas.

Sanz ha defendido que no afectando a las viviendas garantizan que los vecinos puedan seguir viviendo en sus casas, un hecho que cree que les da seguridad: "La Gràcia que todos queremos de siempre tiene y debe tener futuro y gracias a este MPGM lo tiene", ha asegurado.

1.700 PISOS PROTEGIDOS

Además, se prevé crear a largo plazo unas 1.700 viviendas protegidas, que serán de iniciativa privada (excepto 50 públicas) y se irán construyendo a medida que se vaya rehabilitando el tejido.

Por otro lado, para aumentar las zonas verdes y la biodiversidad, se aprovecharán las nuevas urbanizaciones de calles, los parques y jardines, patios de manzana, cubiertas y medianeras, con actuaciones que aplicarán criterios ambientales para "sacar todo el potencial".

El texto se dictaminará el próximo martes en la Comisión de Ecología y Urbanismo y, si pasa este primer trámite, se debatirá para su aprobación definitiva en el pleno del 28 de enero.

Contador