26 de febrero de 2020
 
Publicado 13/02/2020 16:36:17CET

Los barrios de Barcelona con rentas bajas acceden un 22% menos a la cultura

Presentación de la encuesta 'Participación y necesidades culturales en Barcelona' con J.Subirats
Presentación de la encuesta 'Participación y necesidades culturales en Barcelona' con J.Subirats - EUROPA PRESS

La participación cultural en la ciudad es "extensa y diversa"

BARCELONA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El acceso a la cultura --como leer libros, ir al cine y al teatro, y visitar exposiciones y museos-- es en los barrios de renta baja un 22,2% menor que en los de renta alta, según los resultados de la encuesta 'Participación y necesidades culturales en Barcelona' del Institut de Cultura de Barcelona (Icub).

El Icub ha impulsado esta encuesta por primera vez con el objetivo de conocer las necesidades, participación y percepción de los barceloneses sobre la cultura, y para ello ha realizado 1.650 sondeos distribuidos en tres áreas: renta baja, media y alta para poder comparar y no tener únicamente una visión global.

La encuesta incorpora tanto aquellas actividades reconocidas y generadas con el apoyo de instituciones públicas --incluidas en el concepto general de cultura, la "legitimada"--, como aquellas prácticas informales, comunitarias y populares que forman parte de la vida cotidiana de las personas y que contribuyen al desarrollo cultural.

En ese sentido, la participación cultural en la ciudad es "extensa y diversa", y no se limita a la cultura legitimada, sino que se desarrolla a través de otras actividades, siendo las más practicadas pasear por la ciudad (70,6%) o la naturaleza (43,4%), ir a restaurantes (43,5%) y practicar deporte (41,5%).

Los resultados de la encuesta también revelan que el 8% de los barceloneses no realiza ninguna actividad relacionada con la cultura legitimada; que el 58%, practica al menos tres de éstas; el 38%, no asiste habitualmente a ninguna actividad legitimada, y el 60%, no las practica habitualmente.

NECESIDADES CULTURALES

Las necesidades de los barceloneses son transversales: tanto las personas que no realizan actividades como las que sí que lo hacen querrían dedicar más tiempo a la participación cultural, y en el caso de las actividades culturales legitimadas, las personas que menos participan más necesidad manifiestan de hacerlo.

Las personas que viven en barrios de renta baja refieren más necesidades y voluntad de participar en actividades culturales que las que viven en barrios de renta alta y media.

Respecto al origen, las personas extracomunitarias manifiestan más necesidades que el resto, pero sólo en el caso de la práctica cultural --no acceso y asistencia--; y en dimensión de género, más mujeres que hombres querrían hacer --o hacer más habitualmente-- actividades de cultura legitimada.

Una gran parte de la población valora como activos culturales los espacios no siempre reconocidos como tales mientras que los equipamientos de proximidad, como las bibliotecas o los centros cívicos, destacan por su valor público.

REIVINDICACIÓN

El teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad, Joan Subirats, ha reivindicado que la cultura debería tener un reconocimiento similar al que tienen la educación y la sanidad para generar dinámicas de igualdad, y ha anunciado que el Gobierno municipal está preparando una medida sobre derechos culturales.

Según él, los resultados de esta encuesta refuerzan la idea de que trabajar conjuntamente cultura y educación es clave, y plantean "cómo articular mejor lo que hay en el territorio" en relación a las dinámicas culturales.

Contador

Para leer más