Catalunya rozó el pleno de ocupación hotelera en Año Nuevo

Turistas en la Rambla de Barcelona
Europa Press - Archivo
Publicado 08/01/2019 14:49:43CET

Los hoteleros coinciden en que las cifras han mejorado respecto a las vacaciones navideñas de 2017

BARCELONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ocupación hotelera en Catalunya ha alcanzado cifras en torno al pleno de ocupación durante el fin de semana de Año Nuevo, mientras que en el conjunto de las fiestas navideñas han sido inferiores, aunque superiores a las del año pasado.

En concreto, la ocupación en la provincia de Barcelona ha sido del 85%, según datos del Gremio de Hoteles de Barcelona, que ha valorado este último periodo vacacional entre positivo y negativo, ya que ha habido una recuperación pero no se ha llegado a los niveles de 2016.

"Nosotros tenemos un mes de diciembre muy flojo, el más flojo en Barcelona ciudad. No nos podemos comparar con el año pasado, porque en diciembre tuvimos una caída de aproximadamente del 25% respecto a 2016", ha asegurado a Europa Press el director general del Gremio, Manel Casals.

Ha indicado que el sector se ha recuperado prácticamente tras registrar un aumento del 20%, que podría haber sido mayor de no ser por el conflicto político, según Casals, por lo que ha pedido tranquilidad y "que no pasen cosas como el 21-D".

De hecho, ve positivo que se hayan acercado a las cifras de 2016 teniendo en cuenta las movilizaciones que había previstas para el 21 de diciembre y "la inestabilidad e inseguridad que esto suponía para el turismo".

"Ha tenido una afectación relativa. La ha tenido porque notamos una bajada de reservas y algunas cancelaciones para este periodo", ha añadido.

En cuanto a fin de año, el Gremio de Hoteles de Barcelona ha registrado un 85% de ocupación, acercándose al lleno el lunes 31 de diciembre y el martes 1 de enero, algo que Casals ha valorado positivamente, ya que en general la ocupación en Navidad es "mala".

GIRONA

Por su parte, la ocupación hotelera en la provincia de Girona se movió entre el 80% y el 100% desde el 29 de diciembre hasta el 2 de enero, y el grueso más importante fue en el Pirineo gerundense y las comarcas de La Cerdanya y El Ripollès, según datos de la Federación de Hostelería de Girona.

En declaraciones a Europa Press, la portavoz de la federación, Marina Figueras, ha explicado que la ciudad de Girona registró un 93% de ocupación, y que en la costa, donde había un 20% de la flota hotelera abierta, se alcanzaron ocupaciones de entre el 85% y el 90%.

"Ha sido un buen Fin de Año, y la tendencia ha sido buena, ya que vemos que por fin de año se mueve gente", ha asegurado Figueras, que ha añadido que siguió en niveles similares hasta el 6 de enero, con un 80% de ocupación en La Cerdanya, un 70% en El Ripollès y un 50% en el resto del territorio.

TARRAGONA

La ocupación hotelera registrada en los establecimientos abiertos de Salou, Cambrils i Vila-seca (Tarragona) por la Asociación Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda ha sido del 60% y 70% del 24 al 26 de diciembre, y entre el 70% y el 100% del 28 de diciembre al 1 de enero.

La asociación, que tiene 87 hoteles asociados, ha asegurado que algunos establecimientos alcanzaron el pleno técnico el 31 de diciembre, es decir, el 100%, gracias a las reservas de grupos de ciudadanos franceses y también de turistas nacionales, especialmente de Valencia y Madrid.

Durante las fiestas de Navidad y Sant Esteve abrieron sus puertas un total de 13 establecimientos hoteleros en Salou, Cambrils i Vila-seca, con unas 8.000 plazas disponibles (15-16%), mientras que por Fin de Año fueron 15 hoteles, con 8.817 plazas disponibles (17%).

Según el portavoz de la asociación, Sergio Ibarbuen, se han cumplido las previsiones al ser una oferta restringida, cuando se ha situado en torno al 15% de las plazas hoteleras totales.

"Este año nos ha ayudado mucho la climatología, ya que ha permitido que las cifras sean un poco mejor que el año pasado, que se abrieron dos hoteles menos, pero con cifras similares", ha concluido Ibarbuen.

LLEIDA

La Federación de Hostelería de Lleida registró unos datos de ocupación semejantes al año anterior, con una afluencia del 45% del 24 al 28 de diciembre, y del 95% a partir del 29 y hasta el 1 de enero, llenando algunos establecimientos.

Durante la tercera etapa de las vacaciones de Navidad, comprendida entre el 1 y el 4 de enero, la ocupación volvió a descender hasta el 50%.

"Por la poca nieve que ha habido, --la Navidad-- ha sido buena a nivel de ocupación y por tanto podemos estar contentos. En el total, podríamos estar hablando de un 70% de ocupación, y respecto al año pasado más o menos es lo mismo", ha asegurado el presidente de la federación, Josep Castellarnau, en declaraciones a Europa Press.

El peor tramo ha sido el tercero, ya que la federación ha registrado un 20% menos de ocupación, especialmente en zonas de la Vall d'Aran, algo que Castellarnau ha atribuido a la poca nieve.

Contador