Publicado 27/06/2018 15:13CET

El CatSalut aumenta el refuerzo este verano con 481 profesionales

BARCELONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Servei Català de la Salut (CatSalut) aumentará el dispositivo de profesionales en 481 personas para reforzar la atención primaria y hospitalaria de la red sanitaria pública de Catalunya, ha informado la Conselleria de Salud en un comunicado este miércoles.

Para poder atender la demanda que se produce en zonas costeras de Catalunya durante julio, agosto y septiembre, este año el refuerzo de traduce en disponer de hasta 481 profesionales equivalentes adicionales; la mayoría de éstos --410-- son para los equipos de atención primaria.

Esta cifra global representa cerca de 180 profesionales más que en el verano de 2015, cuando la dotación apenas superaba los 300, ha detallado el departamento.

Concretamente, en el ámbito de la atención primaria, las regiones sanitarias de Terres de l'Ebre, Tarragona y Girona son las que reciben la mayor parte de este incremento de personal --un 74% de los refuerzos-- consistente en 123 médicos, 103 enfermeras y 77 auxiliares administrativos.

En cuanto a la atención hospitalaria, en la adecuación de los centros hospitalarios a la actividad de verano, se ha establecido este año una disponibilidad media del 90,1% de las camas, una cifra superior a la del año pasado, cuando el dispositivo preveía mantener abierto el 88,1% de las camas.

De este modo, se podrá responder a la actividad programada --que baja en estos meses-- y a la urgente, siguiendo criterios clínicos, manteniendo las intervenciones con ingreso y de alta complejidad y priorizando la cirugía cardiaca y oncológica.

Además, esta adecuación de los centros es transitoria y adaptable a las necesidades de asistencia que se produzcan, de manera que se pueda responder de manera adecuada y flexible en todo momento.

El Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) también refuerza el dispositivo este verano con 24 unidades adicionales de Apoyo Vital Básico y Avanzado, que realizarán 31.812 horas.

Estas medidas quieren dar cobertura a las zonas de costa, en las que durante el verano aumenta significativamente la población, básicamente en Tarragona, Terres de l'Ebre, Garraf y Girona.