Actualizado 04/03/2010 14:17 CET

CiU pide paralizar la nueva Selectividad por publicarse "tarde, mal y con errores"

Reclama una comisión mixta entre Maragall y Huguet

BARCELONA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

CiU pidió hoy la congelación del real decreto del Gobierno que regula las condiciones de acceso a la universidad y los procedimientos de admisión por considerar que se publicó "tarde, mal y con errores", lo que permitiría garantizar el derecho de 37.000 estudiantes.

En rueda de prensa, la diputada de CiU Irene Rigau urgió primero a celebrar una comisión mixta entre el conseller de Educación, Ernest Maragall, y el de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, para aclarar y conocer los efectos de esta norma, y que después ambos pidan al ministro de Educación, Ángel Gabilondo, su congelación hasta dentro de dos años.

El real decreto, de noviembre de 2008, ha sido modificado en cuatro ocasiones. Durante 2009, tuvo que corregirse y actualizar algunos aspectos, y hace sólo un mes se modificó también parte de su contenido.

"Se tiene la suficiente autoridad moral para pedir que se congele, porque se ha publicado tarde, mal, con errores y con modificaciones sucesivas", destacó Rigau, quien apeló a la Generalitat a recuperar la influencia que había tenido en materia de universidades.

En caso contrario, añadió, se "pervertirán" las vías de acceso a la universidad, tras defender que cualquier cambio en este sentido debe conocerse, como mínimo, dos años y medio antes de que los estudiantes afectados hagan la Selectividad.

"Nos encontramos con un cambio de reglas de juego a media partida. Se está a punto de aplicar una norma de la que no se conocen los efectos, y que sólo durará un año porque en 2012 ya está prevista una nueva normativa para acceder a la universidad", explicó.

Pese a cargar como primer responsable de la situación al Ministerio de Educación, criticó la política universitaria de la Generalitat, destacando que se limitó a enviar un correo electrónico a los centros comunicándoles en julio las nuevas ponderaciones de las materias de modalidad de segundo de bachillerato.

Se trata, según Rigau, de un nuevo episodio de "improvisación y descoordinación" entre las consellerias de Maragall y Huguet.

Criticó también que se haya suprimido el porcentaje de acceso que las carreras tenían para alumnos de Formación Profesional (FP), por lo que no se garantizará que en cada carrera haya alumnos de Bachillerato y de FP.

"No se pude pedir cultura del esfuerzo a los alumnos, cuando la Administración no se aplica en hacer las cosas bien", consideró Rigau, que compareció junto al portavoz de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, quien acusó al Govern de "improvisar y actuar frecuentemente con descoordinación".