Actualizado 30/09/2008 21:18 CET

Ciutat Vella promueve un plan para mantener las puertas de edificios y comercios limpias de graffitis

BARCELONA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Distrito de Ciutat Vella de Barcelona promueve un plan para limpiar de graffitis las puertas de edificios y las persianas de comercios, y mantenerlas después limpias, según anunció hoy la concejal de Ciutat Vella y vicepresidenta del Institut Municipal del Paisatge Urbà i la Qualitat de Vida (IMPUQV), Itzíar González.

En una rueda de prensa, recordó que el Distrito trabaja con el fin de "dignificar" el entorno para los vecinos, donde una "mayoría" de plantas bajas tiene estas pintadas. Por ello, la medida busca que las puertas se mantengan sin graffitis a modo de las fachadas, para las que ya existe un plan, y se prevé ampliar la iniciativa al resto de la ciudad.

En su configuración del plan han participado el IMPUQV, el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento y la Fundació Barcelona Comerç, que asume su liderazgo. En una primera fase se homologarán las empresas que realizarán el mantenimiento. Después, los comerciantes y comunidades de propietarios tendrán que adherirse.

El Ayuntamiento subvencionará el 25% de la limpieza inicial de las puertas y dos años de mantenimiento. Luego, en el caso de las tiendas la Fundació Barcelona Comerç asumirá otros dos años y, en el caso de las comunidades de propietarios, serán estas las que pagarán los dos años.

"Conseguiremos que el comerciante y el vecino muestre hacia afuera que está limpio", dijo González, que aseguró que es "duro" para un vecino que después de haber rehabilitado la fachada se encuentre con una pintada en la puerta.

Según la concejal, "grafitti es color; pero Ciutat Vella ya tiene color", en referencia a los estucados de colores que decoran sus edificios, y avanzó que el Distrito también definirá un proceso para que se puedan presentar proyectos de intervenciones artísticas en la calle, iniciativas que tendrán que refrendar antes los vecinos y comerciantes.

490 INTERVENCIONES CONTRA EL RUIDO

Además de los graffitis, el Distrito actúa en otros aspectos para mejorar el espacio público, como la campaña del ruido de este verano, que ha llegado a 48.000 personas entre propietarios, trabajadores, clientes y gente del entorno.

Durante la campaña se visitaron 127 establecimientos -51 locales de ocio y 76 terrazas-- y se practicaron 490 intervenciones -331 terrazas y 159 locales de ocio--.

Ciutat Vella también impulsa el acondicionamiento de solares vacíos donde se tardará un tiempo en hacerse las obras, como en el caso del CEIP Collaso y Gil, donde se arregló un solar contiguo que está vacío para ubicar provisionalmente el patio del colegio.