Las comarcas de Tarragona, las mejor preparadas para afrontar la crisis económica, según un estudio

Actualizado 18/06/2008 19:43:55 CET

TARRAGONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las comarcas de Tarragona tienen una capacidad de reacción más alta que el conjunto de Catalunya para afrontar la crisis económica, según los datos del informe de coyuntura económica del primer trimestre del año, realizado por la Universidad Rovira i Virgili para las Cámaras de Comercio de la provincia.

El informe señala que, pese a que existen sectores con una fuerte desaceleración como la agricultura y la construcción, éstos no constituyen el motor económico de las comarcas. Por ello, sus dificultades vienen compensadas por los crecimientos de la industria y los servicios.

Según el presidente de la Cámara de Comercio de Reus (Tarragona), Isaac Sanromà, la situación se puede calificar de "moderación de la actividad económica", pero descartó estar entrando en recesión.

La población de Tarragona creció entre el 2006-2007 situado en una tasa interanual cercana al 7%. La inmigración, en este sentido, se incrementó un 17,68% en el Camp de Tarragona y un 17,2% en las Terres de l'Ebre.

Pese a que el paro subió hasta el 7,6%, con 3.000 desempleados en el primer trimestre del año, la creación de puestos de trabajo creció por encima de la tasa catalana. El número de ocupados en el primer trimestre aumentó su tasa interanual un 7,21%, mientras que en Catalunya lo hizo en un 2,2% y en España, un 1,66%, de acuerdo con los datos del estudio.

El empleo en la construcción se redujo un 6,41% en los tres primeros meses del año y, junto con la agricultura, se perdieron en un año 12.000 empleos, mientras que la industria y los servicios lo compensaron con la creación de 40.000 puestos de trabajo netos en un año. El mayor incremento del paro se registró a finales de año.

Por lo que respecta a los precios, las subidas fueron inferiores al conjunto catalán o estatal. No obstante, destaca el incremento del transporte en un 8,2%, por encima de las medias catalanas y española; mientras que los alimentos y el apartado de hoteles, cafés y restaurantes lo hicieron por debajo, con un 5,2% y 4,9%, respectivamente.

Las exportaciones e importaciones se mantuvieron a buen ritmo. Las variaciones interanuales fueron del 16,53% en exportaciones, y del 23,57% en importaciones, muy por encima de las cifras españolas y catalanas.