El CosmoCaixa viaja del 'Big bang' a las "fronteras del conocimiento" en su nueva sala permanente

Publicado 09/07/2019 13:49:57CET
Sala permanente Univers del CosmoCaixa
Sala permanente Univers del CosmoCaixaEUROPA PRESS

Abrirá este jueves 'Univers' tras una remodelación de seis meses con científicos y artistas

BARCELONA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La nueva sala expositiva permanente del CosmoCaixa, 'Univers', propone un viaje interactivo desde el 'Big Bang' hasta las "fronteras del conocimiento" para explicar el origen de la materia y la evolución de forma estimulante en 3.500 metros cuadrados, y podrá visitarse a partir de este jueves tras remodelarse durante seis meses.

Ha contado con científicos reconocidos internacionalmente, artistas y creativos de Mediapro, que han colaborado para integrar "experiencias interactivas, objetos reales y reproducciones científicas y artísticas de gran calidad", ha explicado en rueda de prensa este martes la directora general adjunta de la Fundación Bancaria La Caixa, Elisa Durán, y el director del museo, Lluís Noguera.

Durán ha destacado que 'Univers' muestra el origen de la vida, los primeros pasos de la humanidad y los retos que afronta actualmente, tres ámbitos unidos por un globo terráqueo de 2,6 metros de diámetro que preside la sala en el espacio central: "Nos recuerda que todos formamos parte inseparable del planeta Tierra".

Una gran campana simula en la entrada la expansión del universo, introduciendo la sección dedicada al cosmos, su orden y las leyes que lo gobiernan, y el hilo argumental sigue con un gran biorreactor que muestra el futuro de la biotecnología y un 'domo' en forma de cerebro "como una capilla" que permite entrar en la complejidad neuronal.

Los tres ámbitos no están aislados, sino que las estructuras "juegan con la transparencia y muestran la permeabilidad", a la vez que unen los nuevos paneles y estructuras interactivas con el muro geológico y el bosque inundado.

"IMPARABLES AVANCES"

La renovación y actualización de contenidos que ha implicado la reforma --con más de 7 millones de euros de presupuesto-- persigue "continuar mostrando los imparables avances científicos" y acercarlos a todos los públicos, dando continuidad a los 38 años de trayectoria desde la creación del que fue el primer Museo de la Ciencia de España, en 1981, llamado CosmoCaixa desde hace 15 años.

Durán ha destacado la voluntad de divulgar el conocimiento para "tener una sociedad mucho más preparada" ante los retos de futuro, de forma inclusiva, a la vez que los interactivos tratan de generar conciencia de la constante evolución del universo y recordar a las personas que forman parte de éste.

"VISIÓN CREATIVA"

El socio gestor de Mediapro Tatxo Benet ha explicado que la división museográfica de la productora ha aportado su "visión creativa audiovisual, de nuevas tecnologías, a lo que CosmoCaixa quería mostrar a la gente", dejando volar la creatividad pero ciñéndose al rigor científico.

"Todo tiene que estar rigurosamente al milímetro", por lo que el trabajo ha contemplado una colaboración intensa entre creativos, artistas y científicos, y Benet ha considerado que el resultado lo pone al nivel de los mejores museos de Europa.

MAGNETISMO Y ALGAS

El responsable de exposiciones y divulgación, Javier Hidalgo, ha destacado el papel de la interacción en la muestra --a menudo multijugador-- y el cuidado de la estética, para lo que han contado con colaboraciones como las de Dani Palacios en una estructura con rotores que muestra ondas estacionarias: "No solo ganamos en interactividad y en hacer gráfica la explicación científica, sino que estéticamente es más atractivo".

Una vitrina con más de mil brújulas y un imán, que mueve las agujas en función de su posición y giro, permite explicar un contenido complejo como el magnetismo, y un biorreactor recrea cómo se generaron las primeras algas cuando las bacterias empezaron a generar oxígeno, y a la vez muestra lo que científicos plantean que será "el futuro de la alimentación".

El globo terráqueo con audiovisuales -que es el segundo más grande del que tienen constancia-- muestra datos como las zonas en las que hay dengue, el tráfico aéreo, los usos agrícolas y, a la vez, "tiene una labor de concienciación con referencias medioambientales, y como especie humana" durante la evolución.

El museo ha incorporado en la señalización el francés, llegando a cuatro idiomas junto al catalán, castellano e inglés, y cuenta con un nuevo laboratorio de matemáticas sin calculadoras: "Lo que hace es acercarnos a la disciplina matemática que nos ha dado herramientas para entender el funcionamiento de todo, un lugar de exploración que través de juegos matemáticos permitirá comprender la sala".

Contador

Para leer más